Siete guerreros de arcilla

Siete guerreros de arcilla… o ¿acaso son siete hombres de hierro?

Otra pregunta que suelo recibir es ¿qué podemos esperar del nuevo Gobierno chino? Voy a expresar mi opinión, pero primero quiero detenerme en quienes son los siete hombres que dirigen el país que disputa a EEUU el papel de hegemon en el siglo XXI

El 15 de noviembre de 2012, en una sobria y breve ceremonia celebrada en el Palacio del Pueblo de Pekín, los nuevos miembros del Comité Permanente del Politburó de China desfilaron ante la prensa de todo el mundo, para presentar la nueva composición del mayor órgano de poder en el país, donde se toman las grandes decisiones a nivel económico, de política extranjera y nacional

Image

Los miembros del PCCh llegan al nivel más alto de la jerarquía en gran parte basándose en sus linajes, redes de contactos, y el propio instinto de supervivencia. La influencia de un líder se construye a través de lealtades con los superiores y los protegidos y puede durar  décadas. Por tanto, existe poco entusiasmo por el cambio ya que cada líder es parte de una estructura que le ha beneficiado. Los dirigentes chinos no ascienden explicando los cambios que van a hacer. Ascienden demostrando cuán leales son a la jerarquía. ¿Qué van a hacer cuando llegan al poder? esa es la gran pregunta.

El Partido Comunista de China ciertamente no es monolítico y existen diferentes grupos de poder que están compitiendo por el poder. Hay dos facciones principales en el partido que se disputan en las primeras posiciones.

Un grupo se considera leal al saliente Secretario General del PCCh y Presidente de la RPCh Hu Jintao se conoce bajo el nombre de “Tuanpai”  y sus miembros  en su mayoría provienen de la Liga de la Juventud Comunista. Tienen la reputación de ser más progresistas y con ganas de acelerar las reformas hacia un modelo de desarrollo equilibrado, con menos disparidades regionales y que a la vez reduzca los conflictos sociales.

La otra facción es el “grupo de Shanghai” seguidores del ex Presidente de la RPCh, Jiang Zemin (el sucesor de Den Xiaoping). Este grupo es conocido por ser más conservador y apoya el modelo económico de la costa este, orientado a la exportación y que ha mantenido un fuerte crecimiento económico en los últimos años.

Ambas facciones tienen miembros de diferentes grupos de interés, tales como las industrias o el ejército, que pugnan por contar con representantes al más alto nivel. Ambas facciones cuentan con “priceling – príncipes”, hijos de prominentes familias revolucionarias.

Vamos a conocer un poco mejor a los miembros del Comité Permanente del Politburó

Xi Jinping: De corte liberal, es también el primer líder chino que tiene la categoría de “príncipe rojo”, al ser hijo de Xi Zhongxun antiguo Vice-Presidente del Congreso Nacional del Pueblo y fundador de la guerrilla comunista en la provincia de Shaanxi.

En 2002, fue nombrado Gobernador de  Zhejiang, Su carrera en Zhejiang estuvo marcada por una postura dura contra los funcionarios corruptos, lo que le valió un renombre en los medios de comunicación nacionales y llamó la atención de los máximos líderes de China. En marzo de 2007 Xi se trasladó a Shanghai para convertirse en el nuevo responsable provincial del partido. Durante su estancia en Shanghai tuvo cuidado de no enredarse en cuestiones controvertidas mientras seguía la línea marcada por el Gobierno central. Es de destacar que durante sus responsabilidades regionales, nunca fue implicado en escándalos graves, ni se enfrentó a oposición política seria.

En Octubre de 2007 fue nombrado miembro del Comité Permanente del Politburó y en 2008 Vicepresidente del Gobierno lo que le situó en la primera posición en la línea sucesoria. En 2013 se convirtió, tras ser nombrado secretario general del Partido Comunista de China, en el  líder del país.

En sus primeras intervenciones, ha hecho un llamamiento para una nueva campaña contra la corrupción, la continuación de las reformas económicas de mercado, un enfoque abierto a la gobernabilidad, y una renovación integral nacional bajo el neologismo “El sueño chino”.

Los analistas lo describen como “pragmático, serio, prudente, trabajador, sencillo, de bajo perfil y con buena mano en la resolución de problemas”

Li Keqiang: Pertenece a los llamados reformistas. El número dos de la nueva jerarquía, es un hombre cercano al actual presidente saliente, Hu Jintao. Sustituye a Wen Jiabao como jefe de gobierno y probablemente será el hombre encargado de llevar las riendas de la segunda economía del planeta.

En 1993 alcanzo el rango de Secretario del Comité Central de la Liga de la Juventud Comunista de China.  En 1998, se convirtió en líder de la provincia de Henan y en 2004 Gobernador de la provincia de Liaoning.  En ambos puestos destacó por su espíritu reformista preocupándose por la modernización de la agricultura y la industria

Licenciado en economía y derecho por la universidad de Beijing, durante su período de cinco años como viceprimer ministro, Li fue reconocido ampliamente por su perspicacia y determinación para enfrentar los retos, y por su estilo profesional de trabajo muy cercano al pueblo. No rehúye ningún reto y  afronta los conflictos con decisión, visión de largo plazo y conocimiento sistemático. La prensa extranjera considera a Li como una mano experta que resuelve los problemas complicados

Se ha implicado personalmente en la reforma del sistema público sanitario y el proceso de urbanización que debe ayudar a más de 200 millones de agricultores convertidos en trabajadores migrantes a adaptarse gradualmente a la vida urbana.

Sus primeras actuaciones como han estado dirigidas a la reforma de la Administración, reduciendo el numero de Ministerios y descentralizar el poder sobre el mercado, la sociedad y las autoridades locales a través de disminución de la intervención del gobierno

Wang Qishan: El ‘hombre de China’ en las negociaciones económicas con Estados Unidos y Europa, es el actual viceprimer ministro encargado de las Finanzas y un hombre experto en el mundo financiero y económico, además de ser considerado cercano a Xi Jinping, el presidente electo.

Ha ejercido como director del China Investment Bank y el China Construction Bank y alcalde de Pekín durante el periodo de preparación de los Juegos Olímpicos

Zhang Dejiang: sucesor de Bo Xilai como secretario general del Partido en Chongqing, este hombre cercano a la facción de Shanghai, liderada por el ex presidente Jiang Zemin, es un conservador educado en Corea del Norte que ha ocupado importantes puestos en la jerarquía comunista.

Desarrollo su carrera política en la provincia de Jilin, hasta que en 1986 se traslado a Beijing como Viceministro de Interior

Yu Zhengsheng: es el hombre fuerte de Shanghai, región clave de China por ser la capital económica. Este ingeniero militar es también un hombre cercano al ex presidente Jiang y es considerado otro “príncipe rojo” por ser hijo de un ex alto cargo del Partido.

Antes de ser elegido como Secretario del partido de Shanghai, desarrollo su carrera en Shandog, llegando a ser alcalde de Qingdao y en el Gobierno Central como Ministro de Vivienda.

Zhang Gaoli: Se le considera un conservador pese a haberse situado en puestos de responsabilidad en las regiones más innovadoras en materia política y económica en China.

En sus primeros años trabajó en la industria del petróleo. Fue Gobernador de las provincias de Cantón, y Shandong y jefe del Partido en Tianjin, cuarta ciudad en importancia del país situada a 150 kilómetros de Pekín.

Está considerado como cercano a los grupos empresariales de Hong Kong, este año ha sido nombrado Vicepresidente del Consejo de Estado.

Liu Yunshan: jefe de la Propaganda del Partido desde 2002, este hombre de corte conservador se formó en las filas de la agencia de noticias estatal Xinhua, y desde entonces se ha labrado una carrera gracias al apoyo del presidente Hu Jintao y a su gestión de la provincia minera de Mongolia Interior.

Es el hombre encargado de mantener la ortodoxia de las ideas del Partido.

¿Qué podemos esperar? Parece según lo expuesto anteriormente que por lo menos en este primer mandato, las prioridades del nuevo Gobierno Chino, van a ser de orden interno. La preocupación por acabar con la corrupción; el desarrollo de la sociedad rural y la reducción de desequilibrios con el entorno urbano; el cambio de modelo económico, primando un mayor consumo interno y una mayor preocupación por los problemas ambientales – el agua y la energía van a ser cuestiones primordiales – van a ocupar una gran parte del trabajo del nuevo gabinete

Otra gente opina que hay expectativas de que en esta década, se podría abrir la puerta a las reformas políticas sin embargo yo lo creo poco probable por varias razones.

En primer lugar no hay un hombre fuerte, como Mao o Deng Xiaoping, para tomar decisiones. Las decisiones importantes, por tanto, requieren una gran mayoría de reformadores en el Comité Permanente, que es no es el caso. La ausencia en el nuevo Comité Permanente de líderes como Wang Yang, actualmente secretario del Partido en Cantón y hombre de corte reformista en lo político, así como la de Li Yuanchao, que lidera el poderoso Departamento de Organización, encargado de investigar a los altos cargos para evaluar su promoción, indicaría que la nueva élite china evitará reformas políticas profundas durante los próximos cinco años.

Segundo, el objetivo final del partido es permanecer en el poder y hay poca voluntad de cambio en aquellos que se han beneficiado de las estructuras y sistemas existentes.

En cuanto a la política exterior, los nuevos líderes también tendrán que gestionar el ascenso de China en el mundo. El poder económico de Beijing ha crecido rápidamente y su política exterior y de seguridad es cada vez más firme. La estrategia de Deng Xiaoping de mantener un bajo perfil en los asuntos internacionales (“Observar los acontecimientos con sobriedad, mantener nuestras posiciones, afrontar los desafíos con calma, ocultar nuestras capacidades y aguardar el momento oportuno, permanecer libre de ambiciones, no reclamar nunca el liderazgo”) ha dado lugar en los últimos años en particular en el teatro del este y sud-este asiático a una nueva doctrina más pro-activo acorde con los emergentes capacidades militares de Pekín.

Hasta ahora se suponía que los cinco principios de la política exterior China fundamentales para lograr sus objetivos a nivel internacional, eran:

  • Respeto mutuo por la integridad territorial
  • No agresión
  • No interferencia en asuntos internos
  • Equidad y beneficio mutuo
  • Coexistencia pacífica.

“Ascenso pacífico de China” ( Zhōngguó Heping juéqǐ) fue una frase que fue utilizada por los funcionarios y expertos de la República Popular de China para describir el enfoque del país en política exterior en el siglo XXI. Su objetivo era caracterizar a China como un líder mundial responsable, hacer hincapié en el poder blando, y resaltar que China estaba comprometida con sus asuntos internos y la mejora del bienestar de su propio pueblo antes que interferir en los asuntos mundiales.

Sin embargo algo está cambiando en su diálogo sobre las disputas territoriales con sus vecinos. En un artículo publicado el 23 de noviembre en el periódico gubernamental People´s Daily se afirma que “no habrá ningún cambio en la política exterior de China, que se centra en el desarrollo pacífico. Esto no significa que China va a renunciar a sus intereses, especialmente en los mares del sur y el este de China. China siempre será responsable de la paz y estabilidad regional. ”

No cabe duda que China se va a ver obligada a tomar un mayor peso en la gestión de las crisis regionales en los próximos años, aunque esto no creo que esto signifique que el pragmatismo deje de ser la característica primordial de la forma de relacionarse entre China y otros países. El objetivo es hoy una China plenamente integrada y que ocupe una posición destacada en el mundo

En cuanto a España, nuestra relación con China viene de antiguo, los españoles fueron los primeros europeos que en la era de los grandes descubrimientos contactaron directamente con China. En ese sentido, el Galeón de Manila, también conocido como Nao de la China, significó un comercio de gran importancia para la época. Como anécdota, en el prólogo de la segunda parte de El Quijote, Cervantes se refirió al Emperador de Pekín, que le había convocado para la enseñanza del español en su país.

Somos uno de los ocho países que hasta la fecha han suscrito con China una “asociación estratégica integral”. Ello nos confiere un estatus especial, tenemos una excepcional sintonía política que nos identifica ante China como “su socio más leal y fiable en el Viejo Continente” según dijo Li Keqiang en su visita a España en 2011.

España esta bien vista y considerada por la nueva cúpula del Gobierno Chino, hay que destacar que tanto para el presidente Xi Jinping como para el viceprimer ministro Wang Qishan la preparación de los Juegos Olímpicos fue muy relevante en su ascenso político y en China se agradece profundamente a Juan Antonio Samaranch la concesión de los mismos.

Sin embargo esta sintonía de los Gobiernos, no se ha trasladado correctamente al mundo empresarial, hace falta estimular el conjunto de las relaciones bilaterales, buscando complicidades y tejiendo redes que fortalezcan, amplifiquen y traduzcan el entendimiento en acciones concretas. Es significativo como una gran mayoría de empresas españolas no contemplan China como un mercado objetivo, sin duda asustadas por las dificultades reales e imaginarias que comporta la entrada en dicho mercado

Hemos reivindicado ante China el valor de España como plataforma logística para Europa o Magreb, significando también las posibilidades de la triangulación con América Latina. Estos procesos podrían afianzarse en otras direcciones tomando buena nota de los cambios que se están produciendo en ambas regiones. Igualmente debiéramos considerar la importancia de la cooperación científica y tecnológica con el propósito de potenciar el mercado para las empresas españolas, en especial en sectores punta como las energías renovables.

Tenemos una gran oportunidad, ¿sabremos aprovecharla?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asia, China y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Siete guerreros de arcilla

  1. Pingback: Impresiones sobre #China: Siete guerreros de ar...

  2. Parece ser que mañana se va a firmar un MoU entre el PP y el PCCh http://politica.elpais.com/politica/2013/04/21/actualidad/1366563992_739233.html para promover el “intercambio institucional con un país tan importante para España”.
    ¿cuantos empresarios y organizaciones empresariales han acompañado a la Sra. Cospedal en este acto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s