¿Qué fue del 15M? Lecciones para otros movimientos sociales

Fin de semana en Santander, paseo por la Plaza Porticada y recuerdo. Solo hace dos años de aquello, pero ¡que lejano parece! ¿qué paso con aquella marea de indignados?

En algún momento (Mayo de 2011), un periodista gallego, Federico Maciñeira, resumió en tres ideas lo que miles de personas en toda España pedíamos:

1 – Reforma de la Ley Electoral para que todos los votos de todos los ciudadanos de España, vivan donde vivan, cuenten igual en el reparto de escaños.

2 – Verdadera separación de poderes: Independencia total de la Justicia del poder político y reforma del Senado para que tenga un papel real y no siga siendo un mero trámite para el Congreso.

3 – Regeneración política: Listas abiertas, supresión de la financiación pública de los partidos políticos, inhabilitación perpetua para cargos públicos condenados por corrupción, supresión de los privilegios injustificados que conllevan los cargos políticos, publicación de sus patrimonios personales antes y durante el ejercicio de sus funciones, etc.

Estas tres ideas unían a personas de distinto perfil político y social. Los indignados con la “clase” política éramos todos. La vecina que te encuentras en el ascensor cada mañana, el que elabora el pan que comemos cada día, la camarera que nos sirve café, el médico que nos atiende en el hospital, la maestra de nuestros hijos, el que nos arregla la lavadora, la periodista que sostiene el micro, el mecánico de nuestro coche, la dependienta de la tienda donde compramos ropa, el taxista que nos ameniza el viaje… Los estudiantes de futuro incierto, los  que han tenido que emigrar buscando trabajo, los jubilados empobrecidos, los parados cada vez menos quietos, los niños que quieren serlo y volver a jugar en las calles… todos hartos de una casta política y de unos lobbies que se habían hecho los amos y que nos traen a todos, jóvenes y mayores, como p….. por rastrojo. Ciudadanos que responden a todas las ideologías: de izquierdas y de derechas.

Sin embargo pronto la izquierda radical y antisistema, se apropio del invento, la ultraizquierda jugo con una ventaja frente a las demás sensibilidades políticas. Los activistas de extrema izquierda saben como movilizar a la gente y como hacerse con el control de movimientos no estrictamente políticos (por ejemplo, asociaciones de vecinos, grupos culturales y colectivos estudiantiles). A diferencia de los demás, están fanatizados ideológicamente y eso les hace ser mucho más enérgicos en sus propuestas y acciones. Además, los elementos procedentes de “casas okupas” están más acostumbrados que el resto a un entorno alternativo e incómodo como el de una acampada en plena calle. Eso es lo que permitió a la ultraizquierda hacerse con el control de asambleas como la de la Puerta del Sol de Madrid.

El jueves 26 de Mayo de 2011, publicaba en mi cuenta de Facebook un comentario “No es esto, no lo es” donde expresaba mi descontento con la deriva ideológica que estaba viendo en la acampada de Sol, deriva que conducía directa y previsiblemente a los disparates de las propuestas de la asamblea de Sol y que generó el rechazo entre los demás componentes del 15-M haciendo que el movimiento perdiera una gran parte de su base social, y dando argumentos a los que desde los partidos tradicionales de una forma interesada intentaron desprestigiar a lo que fue un intento tal vez naive de cambiar el status quo

Pues bien esta estrategia de potenciar un movimiento ciudadano para luego pervertirlo, politizándolo y usándolo con fines políticos, es lo que veo que va a ser la tónica en los próximos años, un caso cercano lo tenemos con el problema de las hipotecas, vemos como un drama personal (en algunos casos) se ha politizado y radicalizado en grado sumo, llegando al acoso a políticos, incluso a algunos que no tenían nada que ver con el tema sino por el hecho de ser de un determinado partido político.

Partiendo de la base que critico y me opongo por principio a estas practicas de acoso, no deja de ser chocante que solo han ido orientadas en un único sentido. No ha habido estas actuaciones en los domicilios de los banqueros, ni de los jueces que dictaban las sentencias ni de políticos de otras formaciones.

¿Por qué? Porque lo que interesa a sus fines políticos es el desgaste del adversario y que pierda apoyo electoral (aunque para esto no necesitan ayuda) y sobre todo la vieja teoría de que si no se puede tener el poder por las urnas, lo cogeremos en la calle.

Y nosotros que una vez ya salimos a la calle a expresar nuestras ideas, ¿qué vamos a hacer?

Ya que algunos así me lo habéis pedido añado el texto citado de Facebook
Documento2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Qué fue del 15M? Lecciones para otros movimientos sociales

  1. Parece que lo hagan aposta, ahora se convoca un asedio violento e indefinido al Congreso con el objetivo escrito de lograr “la caída del régimen: dimisión del gobierno, disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado”
    http://politica.elpais.com/politica/2013/04/22/actualidad/1366652609_845305.html
    Es tan descarado que los mas organizados (Acampada Sol, PAH, etc.) no lo apoyan públicamente porque este momento no ven viables los objetivos ni tampoco el hecho de que los convocantes estén prácticamente “llamando a la violencia”. “No es el momento para eso”, ha añadido un portavoz.
    ¿Cuando es el momento para la violencia? cuando a ellos les interese, y siguiendo su agenda política

  2. Anónimo dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo. El problema son los políticos, la casta de políticos sin valores, y en muchos casos sin formación. No hay auténticos políticos que quieran solucionar los problemas de las personas. Y son culpables todos, por acción o por omisión.

    • Estimado amigo, – te llamo así ya que has preferido mantener el anonimato-.

      Solo te responderé con un pequeño manifiesto para clarificar nuestra postura, que hicimos algunos de los que hace dos años quisimos impulsar esta toma de conciencia:

      “Es falso que estemos contra los políticos. Lo que pedimos es políticos responsables que no estén en contra de la sociedad y que no utilicen las instituciones de todos para su interés personal.

      Es falso que rechacemos la democracia. Lo que queremos es más democracia, y que la soberanía resida en el pueblo, no en los mercados ni en los banqueros.

      Es falso que no creamos en el voto. Por eso exigimos una reforma electoral, para que cualquier voto de cualquier ciudadano valga igual.

      Es falso que seamos unos antisistema. Antisistema es la corrupción, la injusticia o la impunidad. ¿Es acaso esa democracia, que reivindicamos desde la primera palabra, contraria al sistema actual?

      Es falso que seamos apolíticos. Es un movimiento apartidista, que no es igual.”

      Lo que vengo a decir es que no debemos generalizar, políticos, como banqueros,o simples trabajadores, hay de todo tipo. Lo que debemos hacer es denunciar a aquellos que usan la política en beneficio propio o con fines innobles.

      De todas formas, la intención de el post que realicé no era esta, sino el denunciar como movimientos sociales que tienen un claro apoyo social, que intentan canalizar un sentimiento de una gran parte de la población, suelen acabar manipulados y prostituidos por grupusculos (generalmente de ultraizquierda) que los politizan y acaban siendo utilizados para atacar a aquellos que piensan de forma diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s