Un momento histórico

Como muchos ya sabéis, he decidido presentarme a las primarias de Ciudadanos para las listas al Congreso por Cantabria, quiero decir ante todo que esta es una decisión muy meditada y en modo alguno fruto de un impulso caprichoso o una frivolidad.

A algunos de mis allegados mas cercanos les ha pillado por sorpresa, otros en cambio lo estaban esperando, lo que agradezco a todos ha sido su apoyo desde el primer momento, especialmente a aquellos que defienden otras opciones políticas y que me ha animado a continuar.

Si, es cierto que en muchos casos ha surgido la pregunta, ¿por qué das este paso? ¿por qué ahora?, es bien sencillo creo que es el momento de dar un paso adelante, creo que hay un momento en la vida que tienes que hacer las cosas en política y no puedes quedarte esperando a que otros las hagan por ti, y para mi ese momento ha llegado.

Y lo es porque confluyen dos aspectos que hacen no solo deseable, sino viable el tomar esta decisión, mis convicciones personales y un entorno en el que siento que puedo hacer algo.

Si una cosa he aprendido en mi vida es que si tienes una ilusión debes luchar por ella, no importa que la gente te diga que es un imposible, sólo así logramos hacerla realidad.

Tenemos una oportunidad histórica para que en España exista un gobierno sensato, limpio, que piense en todos los españoles, que garantice la convivencia y la regeneración de la vida política.

Creo que el mérito y el talento deben ser los valores que sirvan para elegir a los representantes en un partido abierto, participativo, plural y libre de una excesiva concentración del poder. El tipo de partido que todos queremos que sea Ciudadanos.

Los que me conocéis, los que habéis leído este blog en el que de cuando en cuando plasmo mis reflexiones, sabéis que hace ya años que soy uno de los tantos que está descontento con la forma en que se hace política en España.

Aunque parece lejano, todos recordamos aquellos días de lo que se dio en llamar movimiento del 15M, una explosión popular que pedía una regeneración política de España, una reacción que unía apersonas de muy distintas edades y todas las tendencias políticas.

Pronto aquel movimiento ciudadano fue pervertido por una izquierda radical que se apropio del mismo radicalizándolo y perdiendo por el camino una gran parte de su base social. Ya puse en negro sobre blanco en este mismo blog mis reflexiones al respecto.

Por otra parte una gran parte de la ciudadanía ponía sus esperanzas en el partido que estaba en la oposición, otorgándole la mayor cuota de poder de la que nunca había gozado ningún Gobierno en la España democrática.

Como hemos visto esto sirvió para muy poco, el juego de la partitocracia y determinados intereses económicos trajeron una mal llamada política de austeridad que hizo que el gran peso de la crisis recayera en las clases medias llenando de desasosiego una gran parte de los hogares españoles.

Una política de austeridad mal entendida que consistió en buscar lo mas fácil con recortes en las prestaciones sociales, en vez de lo que los ciudadanos pedían que no era otra cosa que una gestión mas eficiente del Gasto Publico, y que nos ha llevado a que el índice de desigualdad en España haya crecido a niveles insospechados con un tremendo incremento del desempleo camuflado por un creciente numero de contratos de baja calidad temporales y a tiempo parcial.

A cambio la prometida regeneración política no aparece por ningún lado, los escándalos de corrupción florecen por todas partes sin distinción de partidos o ideologías. La Administración no se ha simplificado, siguen floreciendo las empresas publicas donde se camuflan déficits y se colocan allegados con sueldos que deberían llenar de vergüenza a los que miran para otro lado. Y se sigue fomentando un capitalismo de amiguetes que encarece artificialmente el Gasto Público.

Todo ello ha llevado a la aparición de políticos que aprovechando el descontento y la desesperación de una parte del electorado joven y usando de una forma muy eficiente las redes sociales, han creado un clientelismo sin que por otra parte ofrezcan soluciones reales y viables sino utopías, y no son otros que los que heredaron aquel desvirtuado y radicalizado 15M.

Pero como decía antes en origen aquel movimiento tenia una base social mucho mas amplia y aquellos que sufrimos la mala gestión política pero nos negamos a caer en la trampa del idealismo utópico seguíamos aquí un poco huérfanos y buscando quien nos diera voz.

Mientras tanto en Cataluña y aprovechando la debilidad del Gobierno de Zapatero, los partidarios de opciones independentistas empezaban una carrera insensata y exclusivista en pos de su pretendida independencia.

Yo por mi ascendencia catalana siempre he sido muy sensible a la situación imperante allí, debo confesar que en gran medida me siento heredero de Pla y Cambó y no puedo entender una Cataluña fuerte si no es en una España fuerte, soy de aquellos que creemos firmemente que se puede a la vez tener un gran sentimiento catalán y ser profundamente español.

En aquel momento empezó a sonar un joven político que decía verdades como puños sobre la situación en Cataluña pero además su discurso parecía hecho a medida de nuestras demandas. Se llama como podéis imaginar Albert Rivera y su partido Ciudadanos.

Al principio se centro en denunciar la política separatista y exclusivista del Gobierno Catalán, pero pronto hubo un manifiesto que muchos firmamos sobre la regeneración de la Vida Pública y luego la Plataforma Civil Movimiento Ciudadano ya a nivel nacional a la que también pertenecí. Ciudadanos como partido nacional siguió creciendo y cuando se creo la agrupación de Cantabria, decidí afiliarme.

Y ahora vienen las elecciones generales, Ciudadanos es un partido joven y aunque el numero de afiliados y simpatizantes crece día a día, necesitamos que la gente se implique mas y como dijo Kennedy, que la gente se pregunte ¿que es lo que yo puedo hacer?, ¿como puedo ayudar?.

Como decía antes, estamos en un momento histórico en el que tenemos la oportunidad de cambiar la forma en que se venia haciendo política en España y alcanzar mayores cotas de democracia. Estar presente en primera fila en este proceso es ilusionante.

Mi mayor deso en este momento es ser la persona que trasmita y defienda nuestras ideas y valores, la cara visible de la agrupación de Ciudadanos de Cantabria de cara a unas elecciones en las que nos jugamos mucho, tanto como partido como para el futuro de España.

Si finalmente resulto elegido pondré todo lo que soy y todo lo que he aprendido durante mi formación y mi carrera profesional al servicio de un proyecto en el que creo y de un equipo en el que confío. Soy consciente de que hemos llegado hasta aquí gracias al esfuerzo, la dedicación y el compromiso de todos los que formamos Ciudadanos. Desde hoy, este será mi mayor reto: estar a vuestra altura.

Es una altísima responsabilidad que asumo desde la convicción de las ideas que nos unen y como dice nuestro Presidente Albert Rivera, porque me mueve la ilusión y la esperanza de mejorar la vida de mis compatriotas y dejar un mejor país a nuestros hijos.

Por eso he dado este paso al frente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un momento histórico

  1. inma leon dijo:

    es bonito luchar por lo que cada uno cree

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s