Por un nuevo modelo energético

El pasado 22 de julio se producía un hecho insólito, doce europarlamentarios españoles de todo el arco político menos del PP, escribían una carta abierta al Gobierno de España con un mensaje claro: “España debe prepararse para el cambio de modelo energético, no frenarlo”.

Era la respuesta de estos europarlamentarios a la propuesta de Real Decreto del pasado 5 de junio, actualmente en tramitación, que impone elevadas tasas al autoconsumo eléctrico.

Posteriormente el día 27 el grueso de los partidos políticos firmaron su compromiso con el desarrollo del autoconsumo y se han comprometido a derogar este Real Decreto, si ganan las elecciones.

El proyecto presentado discrimina a aquellos consumidores que deseen hacer uso del autoconsumo como medida de ahorro y eficiencia energética, obligándoles al pago completo del término fijo de la factura, aunque no se produzca consumo de energía.

A este respecto cabe recordar que entre 2011 y 2014 el termino fijo (potencia) en la factura de la luz ha aumentado en casi el 215% mientras que el variable (consumo) disminuía un 16% lo que contrasta con lo que paso en los 14 años anteriores donde la parte fija aumento el 11% y la variable un 74%.

La propuesta del Gobierno va en contra de la democratización energética, viola la legislación europea en materia de energías renovables y eficiencia energética, y carga de manera innecesaria al autoconsumidor con cargas económicas y dificultades administrativas que impiden de facto el desarrollo de este derecho.

Todos los actores sociales menos el Gobierno y el lobby eléctrico consideran que esta propuesta es un error político que solo hará que España quede rezagada en vez de liderar el cambio de modelo.

Pero, ¿en qué consiste este nuevo modelo energético?

El cambio de paradigma del modelo energético se basa principalmente en tres tendencias: ahorro, renovables y soberanía.

Una frase manida pero no por ello menos veraz es que el Kw. más verde es el no consumido.

Todas las necesidades de la sociedad deben ser satisfechas, pero desde una perspectiva de  ahorro y  eficiencia energética.

Debemos poner en marcha programas de rehabilitación residencial (código técnico de la edificación), impulsar políticas locales como explicaba en mi anterior post (Gobierno Municipal y sostenibilidad) y realizar reajustes en los hábitos de consumo que permitan optimizar los picos de demanda usando redes inteligentes para tender a reducir al mínimo el consumo.

Y todo ello debe hacerse a la vez que sustituimos de forma progresiva las tecnologías de generación sucias por las que usan fuentes renovables; de forma que se produzcan inversiones en plantas de generación limpias según vayan disminuyendo sus costes, al tiempo que se desmantelan de forma ordenada las centrales mas contaminantes.

España con un consumo de energía primaria de 114 Mtoe, tiene una dependencia energética de algo más del 70%. Las renovables suponen solo el 14,9% de la energía primaria, aunque son un 40,4% de la producción eléctrica. Por lo tanto, cualquier cambio tendente a sustituir consumos de petróleo o gas por electricidad generada a partir de renovables, nos proporcionaría una mayor independencia energética.

Pero además la mayor parte de las tecnologías renovables permiten una distribución descentralizada, lo que supone favorecer la soberanía individual a través del autoconsumo y de plantas de tamaño medio vinculadas al consumo local.

Una nueva forma de producir y consumir energía.

Pese a la oposición de algunos gobernantes y empresas con intereses en las industrias con modelos de negocio del siglo XX, la transición energética es inevitable. Una nueva forma de producir y consumir energía está llegando de forma irreversible e inevitable. Un cambio en el que las energías renovables serán las protagonistas.

La revolución de las renovables está aquí, y el cambio será descentralizado y a nivel del consumidor.

El informe Bloomberg New Energy Outlook 2015, que predice cómo cambiarán las tendencias de demanda y producción energéticas en los próximos 25 años, nos proporciona una conclusión bien clara: el autoconsumo será clave para el cambio de modelo.

Según Bloomberg, los países ricos y emergentes, gastarán billones en electricidad de origen renovable en los próximos 25 años. Para entonces, tres quintos de la producción eléctrica vendrá de tecnologías limpias y la mayor parte de la inversión durante estos años irá a los tejados de millones de casas, sobre los que brillarán placas solares fotovoltaicas.

Esto no significa que la generación basada en combustibles fósiles desaparezca, pero se estima que bajará del 67% actual al 44% en 2040, una caída significativa.

Vamos a ver un progreso tremendo hacia la descarbonización del sistema eléctrico. Dicho de otro modo, veremos un mercado de generación que producirá menos CO2, el principal causante del cambio climático.

La energía solar, en concreto la fotovoltaica, será la protagonista de este cambio por una razón sencilla: la enorme reducción de costes que permite esta tecnología. La energía solar hoy es barata y lo va a ser más.

Y en España, ¿qué podemos esperar?

La tarifa eléctrica para los consumidores españoles no deja de aumentar. La formación de los precios de la energía, tanto del tramo regulado como del liberalizado, carece de la suficiente transparencia.

El sistema eléctrico español está dominado por un número muy pequeño de empresas transnacionales que explotan, en régimen de oligopolio, una necesidad básica. Esas empresas encabezan la lucha contra el autoconsumo con la perspectiva de seguir siendo las que dicten las condiciones de suministro y transporte en el nuevo paradigma energético.

Los privilegios del oligopolio se fundamentan en la connivencia con el poder político. Estas empresas obtienen una regulación favorable a sus intereses en detrimento de los intereses de los consumidores, gracias a las influencias de algunos miembros de sus consejos de administración que, en un pasado reciente, ostentaron altos cargos políticos.

Hasta 47 altos cargos de los últimos Gobiernos se han pasado mediante lo denominado como mecanismo de “puertas giratorias” a los consejos de administración y cargos de asesores de la alta dirección de las empresas del lobby energético.

Una práctica que, si bien para la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada no existen indicios de delito, para la ciudadanía es muy poco ética y nada estética. Un caso evidente de mala praxis política que ha imperado en los últimos años en nuestro país.

Pero ahora, estamos iniciando un cambio de paradigma y lo que está en juego es la hegemonía en el nuevo mercado energético.

Reemplazar un sistema eléctrico basado en la producción centralizada y el transporte a largas distancias en alta tensión por otro en el que predomina la producción descentralizada y el consumo cercano, apoyado en una red inteligente que proporcione el equilibrio y la potencia de fondo, es una tarea gigantesca o, dicho de otro modo, es un gran negocio.

La transición hacia un modelo renovable y descentralizado abre un mercado muy goloso. Un mercado en el que pequeñas empresas, pioneras en el sector, tratan ya de abrirse un hueco en el diseño, la regulación y el control de estos sistemas de sistemas de generación de energía limpia. Pero nuestro voraz oligopolio lo quiere todo. No quiere dejar que ese mercado se desarrolle en sus narices sin quedarse con la mayor tajada.

Esto incluye por supuesto la gestión de una red inteligente que es la solución más viable para el almacenamiento de grandes excedentes. La red es la mejor solución, no las baterías.

El mantener cautivo el acceso a las redes de distribución es la clave para mantener su dominio del mercado.

Si hay que cerrar las grandes plantas térmicas y nucleares, tan sucias como rentables, y la producción distribuida se generaliza, siempre les quedarán las infraestructuras de distribución, que consideran su monopolio natural.

Por ello el autoconsumo se ha convertido en el enemigo a batir, por eso las empresas del oligopolio son tan agresivas y el Gobierno tan permisivo. No se pueden permitir un cambio de ciclo político y dejar de controlar el desarrollo del nuevo modelo energético en España.

Propuestas de actuación.

Frente a esta situación y teniendo en cuenta que la mayoría de los partidos políticos españoles están elaborando sus programas de cara a las próximas elecciones generales, quiero plasmar aquí algunas propuestas por si así lo consideran que las incluyan en dichos programas.

Siempre decimos que estamos ante una oportunidad histórica, pero en este momento y ante el cambio de paradigma, los políticos que salgan elegidos deben tener en cuenta que tendrán una gran responsabilidad.

Y no es menos que determinar cual será la elección de España: liderar el cambio o seguir defendiendo unos intereses oligopolisticos y acabar en la cola del pelotón, porque lo que esta claro es que el cambio de modelo es no es ya una opción sino una realidad.

Las renovables, las técnicas constructivas y la implementación de dispositivos de ahorro y de uso inteligente de la energía suponen un inmenso yacimiento de puestos de trabajo, tanto en su primera instalación como en el mantenimiento y operación.

Un sistema energético descentralizado basado en las renovables es mucho más intensivo en mano de obra (mucha de ella, además, cualificada) que el modelo centralizado vigente en la actualidad. En un momento como el actual, en el que nuestro país necesita imperiosamente cambiar su modelo económico y productivo, resulta suicida tirar por la borda un sector productivo de alto valor añadido como es el sector de las energías renovables y la eficiencia energética, en el que nos habíamos posicionado a la vanguardia internacional.

El desarrollo de las renovables irá indefectiblemente paralelo a la reducción de las energías convencionales. Por ello es necesario que se adopten medidas públicas para garantizar, con participación social, una transición justa, es decir la protección del empleo y medidas de formación y reciclaje profesional de los trabajadores de las instalaciones convencionales así como de los procedentes de la minería del carbón.

Debemos pues ver cuales son las líneas básicas que deberían seguirse para el desarrollo de una verdadera reforma en el sector eléctrico español que condujera a una transición ordenada a un modelo más sostenible y con menor poder por parte de los oligopolios.

Por ello es primordial la constitución de una mesa de negociación, pública y transparente liderada por el Gobierno e integrada por los partidos políticos, los representantes de empresas del sector y las organizaciones ambientales, sociales, sindicales y de consumidores, con el objetivo de aprobar un Plan Energético Nacional con el mayor consenso político y social que ofrezca la necesaria estabilidad que requiere el modelo energético que necesita nuestro país.

Esta mesa debería como primer trabajo realizar una minuciosa auditoría económica y social de todos los costes que se imputan a la tarifa eléctrica, así como los criterios que determinan los precios por Kwh. que se establecen en las distintas tarifas eléctricas vigentes.

Auditoría que además debería partir del análisis completo de los ingresos que, por todos los conceptos, han venido percibiendo las compañías eléctricas al menos desde la reforma del sector eléctrico del año 1997 y cerrar de una vez por todas el debate sobre el deficit de tarifa.

Una vez realizada esta auditoria, la mesa tendría como principal objetivo realizar una reforma del mercado eléctrico basada en la jerarquización entre tecnologías, determinando una retribución justa entre las mismas con una estrategia clara a largo plazo.

En paralelo es necesaria la restitución inmediata de la seguridad jurídica gravemente dañada en el caso de las inversiones realizadas en proyectos de renovables y que han dado lugar a un gran numero de demandas planteadas en tribunales internacionales que el Gobierno es consciente que va a perder.

Como medidas sectoriales que la mesa debe abordar y que pueden quedar reflejadas como antes señale en los programas electorales de los distintos partidos, propongo los siguientes puntos:

Edificación

  • Modificación del Código Técnico de la Edificación con el objetivo de lograr edificios con consumo energético casi nulo.
  • Plan de rehabilitación y modernización energética de viviendas y edificios de oficinas.
  • Difusión de buenas practicas entre Ayuntamientos, comunidades y particulares de ahorro energético como iluminación de bajo consumo.
  • Facilitar la renovación de electrodomésticos de alta eficiencia energética.

Transporte

  • Fomento del transporte publico colectivo.
  • Fomento de la movilidad peatonal o ciclista.
  • Promoción de servicios e iniciativas de coche compartido.
  • Planificación urbana distribuida que fomente la proximidad tanto en el trabajo como en el abastecimiento o en el consumo.
  • Planes de movilidad sostenible que garanticen la accesibilidad a los bienes y servicios con una disminución considerable de la movilidad, promoviendo el comercio de proximidad y los circuitos cortos de intercambio, lo cual también fomenta el empleo local.
  • Electrificación del transporte tanto publico como privado e incremento del transporte ferroviario de mercancías.
  • Derivar el transporte, hacia la electricidad, de forma coherente con el desarrollo de las renovables.

Sector eléctrico

  • Eliminación de trabas al autoabastecimiento de energía y regulación de un mecanismo de balance neto con valoración económica de excedentes.
  • Establecimiento de medidas de fomento del autoabastecimiento compartido.
  • Improcedencia del “peaje de respaldo”.
  • Seleccionar con criterio las mejores tecnologías disponibles para cada emplazamiento
  • Adaptar la política energética para permitir un desarrollo ordenado de todas las fuentes renovables
  • Complementar tecnologías que permitan gestionar la intermitencia de algunas de las fuentes renovables.
  • Aprovechar los futuros ahorros para implementar sistemas eficientes de acumulación.
  • Cierre progresivo de las centrales de carbón acompañado por el diseño de un plan integral de desarrollo de biomasa en las zonas afectadas.
  • Restitución de las condiciones retributivas originales para las centrales de renovables.
  • Redefinicion del Plan de Ahorro y Eficiencia Energetica 2011-2020.
  • Medidas para garantizar una gestión eficiente y transparente de la red eléctrica.
  • Potenciar el uso de contadores “inteligentes” incorporando los requisitos de los consumidores y no como hasta ahora que solo beneficia a las electricas.
  • Simplificación normativa y traslación transparente al consumidor de los conceptos incluidos en su factura, previa determinación de los mismos mediante una metodología objetiva.

Social

  • Determinación de las familias que deben ser beneficiarias del bono social eléctrico a partir de un informe de los servicios sociales.
  • Financiación pública del bono social apoyada por la cesión gratuita de parte de los excedentes originados en instalaciones de autoabastecimiento privadas.
  • Priorización en las viviendas de las familias beneficiarias del bono social de la inversión pública en eficiencia energética y autoabastecimiento financiada a través de los ahorros.
  • Actuaciones de los servicios publicos para mejorar la eficiencia energetica y aislamiento de las viviendas y apoyo para realizar las gestiones para acceder a los planes de ayuda.
  • Poner en valor el entorno rural como fuente de recursos energéticos, además de agrícolas y ganaderos.

Tenemos como decía una gran oportunidad para establecer ambiciosos objetivos y establecer directrices para ser la punta de lanza del cambio de modelo que se va a producir. De lo que hagan los representantes que elijamos en los próximos comicios dependerá cual será el papel que juegue España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s