Antropología Social

Hace 100.000 años poblaban la superficie de la tierra al menos seis tipos de homínidos, hoy solo queda una, no es la mas fuerte ni la que tenia mayor cerebro, pero logro imponerse a las demás en la lucha por la existencia, si somos nosotros y con nuestra habitual inmodestia nos denominamos “sapiens

Lógicamente surge la pregunta ¿cómo lo hicimos? Hay varias teorías al respecto, mi opinión personal es que el aspecto decisivo fue la capacidad de crear organizaciones sociales complejas.

Aquí en Europa vivían los Neandertales, mejor adaptados al clima y los recursos del entorno, pero sus comunidades eran pequeñas rara vez pasaban del centenar de individuos.

Poco pudieron hacer cuando su ecosistema fue colonizado por sus primos, nosotros, que teníamos la capacidad de cohesionar distintos grupos creando supra-comunidades de varios cientos de individuos para alcanzar un determinado fin.

Siempre que pienso en esto recuerdo aquellas imágenes de las luchas de las hormigas y las termitas, las termitas son más fuertes, mejores guerreras pero nada pueden hacer cuando el ejercito de hormigas las supera en ratios de 10 o 12 a una.

Y ¿como el sapiens fue capaz de crear esas estructuras complejas y los demás no?, todos los grupos homínidos usaban las manos para manejar herramientas y tenían un lenguaje.

Parece ser que la principal diferencia fue la capacidad de tener pensamientos abstractos y con ello crear mitos comunes, eso nos permitió darnos unas reglas de conducta que mantenían cohesionado al grupo y una estructura jerárquica una de cuyas funciones era la de vigilar el cumplimiento de esas normas.

Esto no solo permitió tener grupos mas numerosos sino además relacionarse e incluso fusionarse con otros grupos creando grupos mas complejos, para alcanzar determinados objetivos.

Hoy 100.000 años después solo somos hijos de aquellos sapiens que vinieron de África.

Y porque toda esta historia, bueno viene al caso por un par de discusiones que he tenido esta semana. Una hace referencia a la situación en España después de las ultimas elecciones y las posibles alianzas y juegos de poder que se van a dar en las próximas fechas.

De ello hablaremos tal vez en unos días.

La otra fue sobre las organizaciones empresariales, como los niveles altos en una jerarquía deben velar por el cumplimiento estricto de las normas internas, aunque suponga el perjudicar de forma consciente a algún individuo.

Igualdad y equidad no es lo mismo y es responsabilidad de los individuos que ocupan un nivel superior en la escala jerárquica tomar aquellas decisiones que benefician al grupo sobre los individuos que lo conforman aunque sean valiosos.

Para ello suelen contar con un entramado de normas que están pensadas para que el grupo funcione así, y los individuos que entran a formar parte de ese grupo desde el momento que lo hacen aceptan implícitamente acatar esas reglas.

El tomar decisiones que supongan hacer excepciones a las normas suele llevar a romper la cohesión del grupo.

Esto puede llevar al individuo perjudicado a sentirse frustrado, criticar las normas o sus superiores o incluso a abandonar el grupo. Solo algunos individuos son capaces de comprender el entramado, evaluar sus posibilidades y superar las limitaciones de forma creativa.

Si me has seguido leyendo hasta aquí es posible que sea porque esto te interesa, ¿estas de acuerdo?, incluso es posible que alguna vez te hayas sentido en esta situación. ¿ha sido así? ¿cómo has reaccionado?.

Gracias por acompañarme.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Parking, Mobilidad y Planificacion Urbana (Beijing 31-Oct-2003)

Hace unos días, un amigo me pregunto el motivo por el que fui a China. y le conté como me invitaron a dar una conferencia en la Universidad Tecnológica de Beijing a la que asistió el vice-alcalde de Beijing y la plana mayor del departamento de tráfico del ayuntamiento.

Con posterioridad pidieron al Gobierno de España que sufragara un estudio que les sirviera para planificar aspectos de trafico y aparcamiento tanto en la expansión urbana de la ciudad, así como un Plan de Movilidad de cara a los Juegos Olímpicos que allí se iban a celebrar. Estudio que pidieron que yo dirigiera.

He recuperado el texto de aquella conferencia y observo que mayoritariamente sigue siendo de gran actualidad, por ello lo transcribo a continuación sin ninguna modificación.

ABSTRACT

La gente busca incrementar su movilidad, esto supone aumentar el parque de automóviles lo que incrementa la congestión de las vías urbanas reduciendo la movilidad.

¿Puede romperse este circulo vicioso?

Elaborar una política de aparcamientos que se constituya en la piedra angular de la política de movilidad puede ayudarnos a resolver este problema.

PONENCIA

Las personas quieren disponer de una mayor movilidad, lo hacen por comodidad y porque  les permite superar la distancia que separa sus casas de aquellos sitios donde trabajan, estudian, compran, disfrutan de su ocio o visitan a parientes y amigos. Las empresas también desean una mayor movilidad principalmente porque también ellas están separados de sus fuentes de materias primas, de sus clientes o de sus trabajadores. El numero de coches particulares y la cifra de pasajeros/kilómetro siguen creciendo día a día, es fácil observar que los problemas de transporte no se simplificaran

Sin embargo, este aumento de la movilidad se asocia con una serie de impactos negativos como son la congestión del tráfico urbano, la emisión de gases invernadero, otras formas de contaminación como el ruido y el stress, el enorme coste económico y humano de los accidentes e incluso la ruptura del espacio humano en las ciudades. Otro factor de preocupación esta asociado a que casi todos los medios usados para el transporte están basados exclusivamente en el empleo de una fuente de energía no renovable, el petróleo.

No existe la menor duda de la importancia que tiene para las Autoridades Municipales la mejora del tráfico. En todas las encuestas realizadas en los últimos años, la movilidad urbana aparece como uno de los tres aspectos que más preocupan a los ciudadanos, y como uno en el cual siempre suspenden la gestión de  los responsables municipales. Si analizáramos una amplia muestra de municipios, veríamos que existe una gran diversidad de objetivos, medidas, políticas y enfoques controvertidos. La política municipal sobre movilidad esta  en permanente evolución  y donde los objetivos y las medidas están siendo reconsiderados desde una óptica mucho más profesional y aplicando un enfoque sistémico del problema.

El sistema de transporte actual avanza hacia una situación cada vez más insostenible. Si analizamos los indicadores de la política de transporte, podemos reconocer nuestra incapacidad para resolver los problemas, lo que unido a una ignorancia básica acerca de sus causas ha generado la adopción de medidas ineficaces que son origen de nuevos problemas y no la solución de los actuales. La mayor parte de estas medidas atañen a los síntomas y no a las causas y en el mejor de los casos solo tienen efectos temporales.

Los problemas de tráfico urbano, apenas conciernen a vehículos en movimiento: la gran mayoría de los coches están parados y ocupando en gran medida la superficie destinada a viales. Demos alternativas al aparcamiento en las calles y habremos solucionado en gran parte los problemas de congestión. Hay estudios científicos que muestran que si sólo el 20 % del área de una ciudad se reserva a viales, y estos son usados sólo para vehículos circulando, los problemas de congestión se solucionarían en gran parte. Sin embargo seguimos centrándonos en incrementar los flujos de vehículos.

La solución a este problema tan complejo como es el logro de una ciudad más accesible y humana, donde sea el peatón y no el vehículo el punto de referencia y el elemento fundamental del diseño de la misma, debe basarse en una política de movilidad que integre un plan de aparcamiento con un sistema eficaz de transporte público. Debemos sustituir el antiguo objetivo de aumentar las posibilidades de movilidad por el de obtener la optimización de la accesibilidad a los destinos.

El sistema actual, puede ser modificado si adoptamos las medidas correctas. Esto lo podemos ver con el ejemplo de las políticas adoptadas en Eisenstadt en Austria. En 1975 la ciudad estaba atestada de coches, 10.000 coches diarios pasaban por el centro de la ciudad, frente a sólo 6.000 peatones. Fue necesario adoptar muchas medidas para cambiar el antiguo esquema de comportamiento. Al lado de la zona peatonal en el centro de la ciudad, se construyeron los aparcamientos necesarios: los coches ahora están aparcados en garajes subterráneos en vez de sobre la superficie; se establecieron zonas de pacificación del trafico en el entorno del centro urbano y se puso en marcha un nuevo servicio de taxi para operar en la zona. Hoy podemos contar de 26.000 a 40.000 peatones diarios y el comercio aumenta sus cifras en el centro de la ciudad. Ahora en Eisenstadt tienen una accesibilidad máxima en el centro de la ciudad, pero sin coches.

Obviamente la racionalización total de las actividades humanas es un objetivo deseable. Mejorar los niveles medios culturales, los logros universitarios, las comunicaciones y la eficiencia de las organizaciones públicas y privadas,  trabajar de forma más inteligente, promoviendo la conciencia cívica y el comportamiento constructivo, son todos objetivos que merecen la pena. Aunque son tan enormes, que se salen de nuestro actual ámbito de interés.

Así pues nos centraremos en un gran objetivo que llamaremos movilidad sostenible. Lo definiremos como la aptitud para satisfacer las necesidades de la sociedad de moverse libremente, ganando accesibilidad, comunicarse y relacionarse sin sacrificar otros valores ecológicos y humanos, ahora y en el futuro. La política de movilidad sostenible, se basa en la gestión de cuatro elementos interdependientes todos ellos, y que son la infraestructura viaria, el transporte público, el aparcamiento y los cambios en el uso del suelo.

Es necesario trabajar buscando este equilibrio y para ello debemos tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Mejorar constantemente la red y el funcionamiento de transporte público para que los ciudadanos puedan escoger el medio de transporte (vehículo privado, transporte colectivo, bicicleta o a pie) que más les convenga en cada momento.
  • Armonizar los diferentes objetivos como la accesibilidad, la calidad de vida, la seguridad, la comodidad, etc.
  • Asegurar la calidad de vida de los centros urbanos tanto medioambiental como social, económica o culturalmente.
  • Mejorar el control de la planificación urbana, incluyendo la creación de nuevas zonas con servicios públicos y comerciales y nuevos intercambiadores modales (Park & Ride) conectados con ferrocarril ligero o metro para desplazarse a los distritos financieros y de negocios.
  • Reducir los costes sociales derivados de la contaminación ambiental y acústica y del deterioro de la eficacia del transporte público de superficie, mediante el empleo más racional de la financiación pública destinada a la conservación medioambiental y de los sistemas de transporte y servicios.
  • Configurar las zonas peatonales en áreas terciarias de tal modo que su dimensión se adapte a un trayecto a pie y asegurar que existen plazas suficientes de aparcamiento de rotación en sus áreas circundantes

Debemos afrontar seis grandes retos para alcanzar una situación de movilidad sostenible :

  • Reinventar el concepto de transporte publico colectivo para proporcionar una alternativa razonable al vehículo privado
  • Prever la congestión y desarrolla un abanico de opciones que garanticen la accesibilidad
  • Adaptar el vehículo privado a las necesidades de accesibilidad de la población reduciendo simultáneamente sus impactos negativos
  • Asegurar que los sistemas de transporte continúan jugando su papel esencial en el desarrollo económico
  • Reducir drásticamente las emisiones de contaminantes y en especial de gases invernadero generadas por el sector del transporte
  • Reinventar los procesos de planificación, desarrollo y gestión de la infraestructura del transporte

Las Autoridades Municipales, tendrán que desarrollar sus proyectos sobre la base de una distribución racional del suelo público destinado a la movilidad de las personas y mercancías para alcanzar una gestión eficaz del tráfico, y así garantizar los mayores niveles de satisfacción a los ciudadanos.

Es un hecho generalmente aceptado que el empleo del vehículo privado aumentará en el futuro no importa que medidas disuasorias sean adoptadas, sobre todo en lo que se refiere al acceso por motivos comerciales y de ocio a los centros históricos y comerciales de las ciudades, ya que no existe ninguna duda que es el medio de transporte más flexible para proporcionar la movilidad requerida.

Debemos aceptar que el vehículo privado es superior a otros medios de transporte, tanto por el ahorro de tiempo como por su comodidad ya que es el único medio que nos lleva puerta a puerta desde el origen del trayecto al destino final, sin esperas intermedias y reduciendo al mínimo la parte peatonal del viaje. Un desplazamiento en vehículo individual, permite una libertad total de horarios y rutas, y sobre todo permite rutas que incluyen una o varias paradas intermedias de tal modo que un único viaje nos permite  realizar múltiples gestiones con mínimas interferencias.

Uno de los objetivos más importantes de la política de transporte es la priorización del transporte público algo, que en realidad no funciona por si solo. Las personas, solamente pueden elegir en condiciones comparables, si el coche se aparca delante de la casa y la parada del transporte público esta situada a  varios cientos metros de distancia, todos elegiremos usar el coche. Y si en destino se organiza igual, el transporte público no tendrá ninguna opción contra el coche. En estas condiciones, todo el mundo tratará de comprar un coche y aumentará el grado de motorización y por lo tanto incrementaremos el problema

Basándonos en la realidad del  comportamiento humano, la solución es una reorganización total de la situación actual del aparcamiento. En vez de buscar la optimización individual de las actividades humanas y del aparcamiento, se necesita una optimización del sistema, de tal modo que todos los coches aparcados tienen que estar guardados en garajes, que tengan la misma accesibilidad que las paradas del transporte público. Esto tiene que ser hecho tanto en los orígenes como en los  destinos.

El problema de este rediseño no puede hacerse sólo mediante soluciones infraestructurales. Las nuevas infraestructuras tienen que estar integradas con la política de uso del suelo, la optimización de las comunicaciones, las diversas opciones de movilidad y la política de precio. Necesitamos  un mayor nivel de competencia en todos estos campos, así como la capacidad y el conocimiento para tener en cuenta sus interrelaciones y de afrontar problemas poli-disciplinarios. Esto es un requisito previo a la evaluación, planificación y gestión, si queremos diseñar ciudades más sostenibles.

Vista la creciente demanda de movilidad (tal y como hemos señalado anteriormente) el sistema general de transporte tendrá que ser nuevamente pensado y rediseñado. El aparcamiento tiene un papel clave en ello ya que la mayoría de los automóviles de una ciudad se encuentran estacionados la mayoría del tiempo. La solución racional a este problema es la correcta organización de los orígenes y destinos de los trayectos y esto presupone una solución de futuro de la gestión del aparcamiento. La clave esta en una nueva organización del sistema de aparcamiento.

Implícito en el conjunto de  objetivos deseables mencionados anteriormente, podemos definir el objetivo global de aumentar la accesibilidad sin aumentar la movilidad. Por ello la eliminación de las calles de aquellos vehículos que dan vueltas buscando un lugar donde aparcar que no existe es un paso vital. Una premisa esencial a dicho objetivo es una planificación  de nuevo cuño y la atracción de la inversión adecuada para proveer la alta demanda de nuevos aparcamientos subterráneos. El sistema usado en España de conceder concesiones a inversionistas privados ha demostrado ser sumamente eficiente construyendo esta red de aparcamientos sin que sea necesario comprometer enormes cantidades de fondos públicos.

La consecución de un diseño funcionalmente correcto que invierta las prioridades de uso del viario (peatones frente a vehículos) comporta la necesidad de una dotación de plazas de aparcamiento que garantice la accesibilidad del vehículo privado compatible con el desarrollo de las actividades existentes, tanto residenciales como terciarias.

No debemos por tanto considerar como una única solución el prohibir ni restringir el tráfico en estas áreas, ya que con ello solo lograríamos ahogar el centro urbano, lo que dañaría gravemente su viabilidad económica forzando su despoblamiento y por tanto degradaríamos gravemente a la ciudad en general. También, debemos considerar, la necesidad que tiene el pequeño comercio ubicado en los mismos para usar vehículos de transporte ligero para el reparto de sus mercancías. Medidas como dar prioridad al transporte público o peatonalizar determinadas áreas, solo serán eficaces si se acompañan de la creación de aparcamientos en las zonas circundantes. Hay que tener muy presente que el aparcamiento no constituye nunca un fin en sí mismo sino que siempre es una necesidad derivada de otro objetivo.

El suelo urbano es un bien escaso y por lo tanto debe ser considerado de alto valor, no sólo económica, sino también socialmente, y debe ser distribuido de forma racional en beneficio de todos los residentes. Las aceras y zonas peatonales deben estar reservadas exclusivamente a los peatones, y las Autoridades Municipales son los responsables de hecho de garantizar que esto sea así. Las calles deben ser para los vehículos (tanto públicos como privados) que estén en movimiento. La carga y descarga debe hacerse en espacios designados a tal fin y donde no obstruyan el tráfico.

Es muy importante implantar la idea que las calles deben proporcionar la mayor fluidez posible al tráfico  rodado, y por lo tanto no deben servir a ningún otro fin (sobre todo su empleo como aparcamiento). De ser posible, los vehículos deben estar aparcados en aparcamiento subterráneos. El aparcamiento subterráneo tanto en origen (residencial) como en destino (terciario) es en definitiva un elemento básico en la reducción del tráfico rodado. En origen, evita tener que mover los vehículos, en destino (cuando no hay ninguna otra alternativa) facilita el tráfico al dirigir a los conductores y evitar vehículos dando vueltas o parados en doble fila esperando para encontrar un espacio libre para aparcar en la calle.

La identificación de zonas donde exista una demanda insatisfecha de aparcamiento sea en el origen o en el destino de los viajes y la evaluación de como se va a desarrollar la oferta y la demanda en el futuro y donde se producirán  desequilibrios es fundamental para las personas responsables de la movilidad. Las Autoridades Municipales deben promover y facilitar la promoción de un número suficiente de plazas subterráneos de acuerdo con las necesidades específicas de cada vecindad. La cooperación con el sector privado es básica para alcanzar estos objetivos

Así pues, la elaboración de un plan director de aparcamientos se configura como una de las tareas ineludibles del equipo de gestión municipal. Dicho plan debe definir los problemas actuales como información insuficiente, usos inadecuados, sistemas tarifarios incorrectos, falta de plazas, uso excesivo del vehículo privado, analizando las diferentes opciones para incrementar los sistemas de guiado y gestión y ofreciendo soluciones alternativas como aparcamientos disuasorios e inter-modales, y teniendo siempre presentes los costes tanto económicos como ambientales y sociales de las soluciones propuestas.

La realización de un inventario real del aparcamiento, la obtención del modelo temporal de la diferencia de entradas y salidas de vehículos en cada distrito y la realización de un análisis individual de la rotación de cada aparcamiento, es el primer paso para evaluar las necesidades de aparcamiento y la mezcla correcta de plazas de residentes y de rotación. El segundo paso seria el pronóstico como esta situación va a evolucionar en el futuro. La cooperación con expertos que han afrontado estos problemas antes y tienen el know-how adecuado no solo ahorra costes, sino que también tiempo y reduce la posibilidad de errores mucho más difíciles de solucionar cuando el plan esta siendo ejecutado

Entre los retos que se encuentran las Autoridades Locales a la hora de implantar una política de aparcamiento, podemos señalar:

  • Edificar aparcamientos públicos lo más cercano posibles a los diferentes destinos. Considerando como destino un centro ínter modal donde pueda continuarse el trayecto en un transporte publico colectivo
  • Disponer de un eficaz sistema de información (tanto de situación como de disponibilidad) de los aparcamientos
  • Situar los aparcamientos y sus accesos en sitios donde sean fácilmente accesibles desde las vías principales, lo que reducirá el volumen de circulación.
  • Asegurarse que la disponibilidad de plazas de rotación, iguala al menos la demanda del sector terciario en cada área.
  • Lograr un precio correcto del aparcamiento desde el punto de vista social, eliminando los subsidios municipales al aparcamiento (costes asumidos por el Ayuntamiento y no repercutidos)

Hay una serie de medidas fundamentales que deben tomar los responsables de la movilidad para que la política de aparcamiento sea eficiente, entre ellas destacamos:

  • La eliminación de cualquier forma de aparcamiento público no regulada
  • Hacer que el aparcamiento ilegal sea físicamente imposible (barreras arquitectónicas)
  • Retirar de las vías públicas todo vehículo aparcado de forma incorrecta
  • Instaurar el aparcamiento de pago y coordinar la política de precios
  • Realizar una vigilancia estricta de las zonas donde se permita el aparcamiento en superficie
  • Implantar sistemas de vigilancia y control tanto presénciales (agentes) como remotos (CCTV)
  • Gestionar el cobro exhaustivo de las multas y sanciones a los infractores

La capacidad máxima de los vehículos que acceden a un área específica, vendrá determinada por la capacidad de las calles y no para la oferta de plazas de aparcamiento generada. Por otra parte debemos pensar que por la propia configuración de la ciudad, existirán zonas donde es imposible generar el número de plazas de aparcamiento necesarias para dar el servicio a la totalidad de sus usuarios potenciales, lo que nos fuerza a seleccionar entre residentes, trabajadores o los visitantes, regulando el acceso de cada categoría mediante la instrumentación impedancias tanto durante el trayecto como en el destino. La política de aparcamiento se constituye en el eje vertebral de la gestión del tráfico ya que directamente puede determinar los flujos de vehículos así como la afluencia de los mismos a los centros urbanos.

La menor presión será ejercida sobre el aparcamiento residencial, incrementándose para él del motivo compra y ocio, hasta llegar a él del motivo trabajo. La adecuada discriminación de algunas de estas tipologías de tráfico realizada con criterios de rentabilidad social, es un elemento eficaz para la reducción de la congestión. La consideración prioritaria de los residentes en cuanto a la utilización de las plazas de aparcamiento y el favorecerlos económicamente, es uno de los aspectos que ayudan a elevar su calidad de vida, favoreciendo su permanencia y por lo tanto conteniendo el despoblamiento tradicional de los centros urbanos. Sin embargo, hacer que el aparcamiento sea de pago, es un principio que también debe ser aplicado a los residentes. Debemos modificar un hábito del comportamiento hoy socialmente admitido como es la utilización de las calles como una propiedad privada  usada como el garaje de forma recurrente y prolongada.

Otros usuarios de aparcamiento son los directamente unidos a actividades terciarias (ocio, compras, gestiones), el mantenimiento de un nivel de accesibilidad del vehículo privado a las zonas donde estas actividades se desarrollan es consustancial a su mantenimiento. Finalmente los usuarios vinculados por el motivo trabajo, estos son los que usan los espacios existentes durante mayores periodos de tiempo impidiendo su utilización por otros usuarios. Para ellos debe elaborarse una política de park & ride, situándolos en la periferia de los centros urbanos e incentivando la realización de la última fase de sus desplazamientos mediante el transporte público.

Sin embargo, realizar un plan adecuado y construir la infraestructura necesaria no es el final del problema, una vez los aparcamientos han sido construidos, tienen que ser gestionados de una manera profesional dando el nivel deseado de servicios, con un esquema de precios correcto y produciendo una rentabilidad adecuada. También es necesaria una gestión centralizada de los aparcamientos para proporcionar una información eficaz a los usuarios. El conocimiento en tiempo real de la localización de plazas libres es una solución practica que reduce el tiempo de uso de los vehículos (y por tanto el sentimiento de frustración de los conductores) mejorando el grado de satisfacción de los ciudadanos. Llegar a conseguir que esto resulte solo puede ser obtenido mediante el acuerdo con una empresa privada que puede estar vinculado a un sistema de concesión como el referido anteriormente o por la colaboración de expertos en estos campos

El grado de efectividad de una política de aparcamiento dependerá del grado de aceptación  por parte de todos los sectores involucrados en la misma. Por ello es fundamental llevar acabo todos los análisis y estudios técnicos relevantes y realizar una campaña de comunicación efectiva que transmita sus beneficios y así alcanzar el consenso. Cada ciudad, dependiendo de sus características particulares requerirá poner el énfasis en medidas diferentes, siendo necesario el disponer de la máxima información posible para optimizar los resultados y para ello deberán equiparse con los mejores medios materiales y humanos posibles

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Por un nuevo modelo energético

El pasado 22 de julio se producía un hecho insólito, doce europarlamentarios españoles de todo el arco político menos del PP, escribían una carta abierta al Gobierno de España con un mensaje claro: “España debe prepararse para el cambio de modelo energético, no frenarlo”.

Era la respuesta de estos europarlamentarios a la propuesta de Real Decreto del pasado 5 de junio, actualmente en tramitación, que impone elevadas tasas al autoconsumo eléctrico.

Posteriormente el día 27 el grueso de los partidos políticos firmaron su compromiso con el desarrollo del autoconsumo y se han comprometido a derogar este Real Decreto, si ganan las elecciones.

El proyecto presentado discrimina a aquellos consumidores que deseen hacer uso del autoconsumo como medida de ahorro y eficiencia energética, obligándoles al pago completo del término fijo de la factura, aunque no se produzca consumo de energía.

A este respecto cabe recordar que entre 2011 y 2014 el termino fijo (potencia) en la factura de la luz ha aumentado en casi el 215% mientras que el variable (consumo) disminuía un 16% lo que contrasta con lo que paso en los 14 años anteriores donde la parte fija aumento el 11% y la variable un 74%.

La propuesta del Gobierno va en contra de la democratización energética, viola la legislación europea en materia de energías renovables y eficiencia energética, y carga de manera innecesaria al autoconsumidor con cargas económicas y dificultades administrativas que impiden de facto el desarrollo de este derecho.

Todos los actores sociales menos el Gobierno y el lobby eléctrico consideran que esta propuesta es un error político que solo hará que España quede rezagada en vez de liderar el cambio de modelo.

Pero, ¿en qué consiste este nuevo modelo energético?

El cambio de paradigma del modelo energético se basa principalmente en tres tendencias: ahorro, renovables y soberanía.

Una frase manida pero no por ello menos veraz es que el Kw. más verde es el no consumido.

Todas las necesidades de la sociedad deben ser satisfechas, pero desde una perspectiva de  ahorro y  eficiencia energética.

Debemos poner en marcha programas de rehabilitación residencial (código técnico de la edificación), impulsar políticas locales como explicaba en mi anterior post (Gobierno Municipal y sostenibilidad) y realizar reajustes en los hábitos de consumo que permitan optimizar los picos de demanda usando redes inteligentes para tender a reducir al mínimo el consumo.

Y todo ello debe hacerse a la vez que sustituimos de forma progresiva las tecnologías de generación sucias por las que usan fuentes renovables; de forma que se produzcan inversiones en plantas de generación limpias según vayan disminuyendo sus costes, al tiempo que se desmantelan de forma ordenada las centrales mas contaminantes.

España con un consumo de energía primaria de 114 Mtoe, tiene una dependencia energética de algo más del 70%. Las renovables suponen solo el 14,9% de la energía primaria, aunque son un 40,4% de la producción eléctrica. Por lo tanto, cualquier cambio tendente a sustituir consumos de petróleo o gas por electricidad generada a partir de renovables, nos proporcionaría una mayor independencia energética.

Pero además la mayor parte de las tecnologías renovables permiten una distribución descentralizada, lo que supone favorecer la soberanía individual a través del autoconsumo y de plantas de tamaño medio vinculadas al consumo local.

Una nueva forma de producir y consumir energía.

Pese a la oposición de algunos gobernantes y empresas con intereses en las industrias con modelos de negocio del siglo XX, la transición energética es inevitable. Una nueva forma de producir y consumir energía está llegando de forma irreversible e inevitable. Un cambio en el que las energías renovables serán las protagonistas.

La revolución de las renovables está aquí, y el cambio será descentralizado y a nivel del consumidor.

El informe Bloomberg New Energy Outlook 2015, que predice cómo cambiarán las tendencias de demanda y producción energéticas en los próximos 25 años, nos proporciona una conclusión bien clara: el autoconsumo será clave para el cambio de modelo.

Según Bloomberg, los países ricos y emergentes, gastarán billones en electricidad de origen renovable en los próximos 25 años. Para entonces, tres quintos de la producción eléctrica vendrá de tecnologías limpias y la mayor parte de la inversión durante estos años irá a los tejados de millones de casas, sobre los que brillarán placas solares fotovoltaicas.

Esto no significa que la generación basada en combustibles fósiles desaparezca, pero se estima que bajará del 67% actual al 44% en 2040, una caída significativa.

Vamos a ver un progreso tremendo hacia la descarbonización del sistema eléctrico. Dicho de otro modo, veremos un mercado de generación que producirá menos CO2, el principal causante del cambio climático.

La energía solar, en concreto la fotovoltaica, será la protagonista de este cambio por una razón sencilla: la enorme reducción de costes que permite esta tecnología. La energía solar hoy es barata y lo va a ser más.

Y en España, ¿qué podemos esperar?

La tarifa eléctrica para los consumidores españoles no deja de aumentar. La formación de los precios de la energía, tanto del tramo regulado como del liberalizado, carece de la suficiente transparencia.

El sistema eléctrico español está dominado por un número muy pequeño de empresas transnacionales que explotan, en régimen de oligopolio, una necesidad básica. Esas empresas encabezan la lucha contra el autoconsumo con la perspectiva de seguir siendo las que dicten las condiciones de suministro y transporte en el nuevo paradigma energético.

Los privilegios del oligopolio se fundamentan en la connivencia con el poder político. Estas empresas obtienen una regulación favorable a sus intereses en detrimento de los intereses de los consumidores, gracias a las influencias de algunos miembros de sus consejos de administración que, en un pasado reciente, ostentaron altos cargos políticos.

Hasta 47 altos cargos de los últimos Gobiernos se han pasado mediante lo denominado como mecanismo de “puertas giratorias” a los consejos de administración y cargos de asesores de la alta dirección de las empresas del lobby energético.

Una práctica que, si bien para la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada no existen indicios de delito, para la ciudadanía es muy poco ética y nada estética. Un caso evidente de mala praxis política que ha imperado en los últimos años en nuestro país.

Pero ahora, estamos iniciando un cambio de paradigma y lo que está en juego es la hegemonía en el nuevo mercado energético.

Reemplazar un sistema eléctrico basado en la producción centralizada y el transporte a largas distancias en alta tensión por otro en el que predomina la producción descentralizada y el consumo cercano, apoyado en una red inteligente que proporcione el equilibrio y la potencia de fondo, es una tarea gigantesca o, dicho de otro modo, es un gran negocio.

La transición hacia un modelo renovable y descentralizado abre un mercado muy goloso. Un mercado en el que pequeñas empresas, pioneras en el sector, tratan ya de abrirse un hueco en el diseño, la regulación y el control de estos sistemas de sistemas de generación de energía limpia. Pero nuestro voraz oligopolio lo quiere todo. No quiere dejar que ese mercado se desarrolle en sus narices sin quedarse con la mayor tajada.

Esto incluye por supuesto la gestión de una red inteligente que es la solución más viable para el almacenamiento de grandes excedentes. La red es la mejor solución, no las baterías.

El mantener cautivo el acceso a las redes de distribución es la clave para mantener su dominio del mercado.

Si hay que cerrar las grandes plantas térmicas y nucleares, tan sucias como rentables, y la producción distribuida se generaliza, siempre les quedarán las infraestructuras de distribución, que consideran su monopolio natural.

Por ello el autoconsumo se ha convertido en el enemigo a batir, por eso las empresas del oligopolio son tan agresivas y el Gobierno tan permisivo. No se pueden permitir un cambio de ciclo político y dejar de controlar el desarrollo del nuevo modelo energético en España.

Propuestas de actuación.

Frente a esta situación y teniendo en cuenta que la mayoría de los partidos políticos españoles están elaborando sus programas de cara a las próximas elecciones generales, quiero plasmar aquí algunas propuestas por si así lo consideran que las incluyan en dichos programas.

Siempre decimos que estamos ante una oportunidad histórica, pero en este momento y ante el cambio de paradigma, los políticos que salgan elegidos deben tener en cuenta que tendrán una gran responsabilidad.

Y no es menos que determinar cual será la elección de España: liderar el cambio o seguir defendiendo unos intereses oligopolisticos y acabar en la cola del pelotón, porque lo que esta claro es que el cambio de modelo es no es ya una opción sino una realidad.

Las renovables, las técnicas constructivas y la implementación de dispositivos de ahorro y de uso inteligente de la energía suponen un inmenso yacimiento de puestos de trabajo, tanto en su primera instalación como en el mantenimiento y operación.

Un sistema energético descentralizado basado en las renovables es mucho más intensivo en mano de obra (mucha de ella, además, cualificada) que el modelo centralizado vigente en la actualidad. En un momento como el actual, en el que nuestro país necesita imperiosamente cambiar su modelo económico y productivo, resulta suicida tirar por la borda un sector productivo de alto valor añadido como es el sector de las energías renovables y la eficiencia energética, en el que nos habíamos posicionado a la vanguardia internacional.

El desarrollo de las renovables irá indefectiblemente paralelo a la reducción de las energías convencionales. Por ello es necesario que se adopten medidas públicas para garantizar, con participación social, una transición justa, es decir la protección del empleo y medidas de formación y reciclaje profesional de los trabajadores de las instalaciones convencionales así como de los procedentes de la minería del carbón.

Debemos pues ver cuales son las líneas básicas que deberían seguirse para el desarrollo de una verdadera reforma en el sector eléctrico español que condujera a una transición ordenada a un modelo más sostenible y con menor poder por parte de los oligopolios.

Por ello es primordial la constitución de una mesa de negociación, pública y transparente liderada por el Gobierno e integrada por los partidos políticos, los representantes de empresas del sector y las organizaciones ambientales, sociales, sindicales y de consumidores, con el objetivo de aprobar un Plan Energético Nacional con el mayor consenso político y social que ofrezca la necesaria estabilidad que requiere el modelo energético que necesita nuestro país.

Esta mesa debería como primer trabajo realizar una minuciosa auditoría económica y social de todos los costes que se imputan a la tarifa eléctrica, así como los criterios que determinan los precios por Kwh. que se establecen en las distintas tarifas eléctricas vigentes.

Auditoría que además debería partir del análisis completo de los ingresos que, por todos los conceptos, han venido percibiendo las compañías eléctricas al menos desde la reforma del sector eléctrico del año 1997 y cerrar de una vez por todas el debate sobre el deficit de tarifa.

Una vez realizada esta auditoria, la mesa tendría como principal objetivo realizar una reforma del mercado eléctrico basada en la jerarquización entre tecnologías, determinando una retribución justa entre las mismas con una estrategia clara a largo plazo.

En paralelo es necesaria la restitución inmediata de la seguridad jurídica gravemente dañada en el caso de las inversiones realizadas en proyectos de renovables y que han dado lugar a un gran numero de demandas planteadas en tribunales internacionales que el Gobierno es consciente que va a perder.

Como medidas sectoriales que la mesa debe abordar y que pueden quedar reflejadas como antes señale en los programas electorales de los distintos partidos, propongo los siguientes puntos:

Edificación

  • Modificación del Código Técnico de la Edificación con el objetivo de lograr edificios con consumo energético casi nulo.
  • Plan de rehabilitación y modernización energética de viviendas y edificios de oficinas.
  • Difusión de buenas practicas entre Ayuntamientos, comunidades y particulares de ahorro energético como iluminación de bajo consumo.
  • Facilitar la renovación de electrodomésticos de alta eficiencia energética.

Transporte

  • Fomento del transporte publico colectivo.
  • Fomento de la movilidad peatonal o ciclista.
  • Promoción de servicios e iniciativas de coche compartido.
  • Planificación urbana distribuida que fomente la proximidad tanto en el trabajo como en el abastecimiento o en el consumo.
  • Planes de movilidad sostenible que garanticen la accesibilidad a los bienes y servicios con una disminución considerable de la movilidad, promoviendo el comercio de proximidad y los circuitos cortos de intercambio, lo cual también fomenta el empleo local.
  • Electrificación del transporte tanto publico como privado e incremento del transporte ferroviario de mercancías.
  • Derivar el transporte, hacia la electricidad, de forma coherente con el desarrollo de las renovables.

Sector eléctrico

  • Eliminación de trabas al autoabastecimiento de energía y regulación de un mecanismo de balance neto con valoración económica de excedentes.
  • Establecimiento de medidas de fomento del autoabastecimiento compartido.
  • Improcedencia del “peaje de respaldo”.
  • Seleccionar con criterio las mejores tecnologías disponibles para cada emplazamiento
  • Adaptar la política energética para permitir un desarrollo ordenado de todas las fuentes renovables
  • Complementar tecnologías que permitan gestionar la intermitencia de algunas de las fuentes renovables.
  • Aprovechar los futuros ahorros para implementar sistemas eficientes de acumulación.
  • Cierre progresivo de las centrales de carbón acompañado por el diseño de un plan integral de desarrollo de biomasa en las zonas afectadas.
  • Restitución de las condiciones retributivas originales para las centrales de renovables.
  • Redefinicion del Plan de Ahorro y Eficiencia Energetica 2011-2020.
  • Medidas para garantizar una gestión eficiente y transparente de la red eléctrica.
  • Potenciar el uso de contadores “inteligentes” incorporando los requisitos de los consumidores y no como hasta ahora que solo beneficia a las electricas.
  • Simplificación normativa y traslación transparente al consumidor de los conceptos incluidos en su factura, previa determinación de los mismos mediante una metodología objetiva.

Social

  • Determinación de las familias que deben ser beneficiarias del bono social eléctrico a partir de un informe de los servicios sociales.
  • Financiación pública del bono social apoyada por la cesión gratuita de parte de los excedentes originados en instalaciones de autoabastecimiento privadas.
  • Priorización en las viviendas de las familias beneficiarias del bono social de la inversión pública en eficiencia energética y autoabastecimiento financiada a través de los ahorros.
  • Actuaciones de los servicios publicos para mejorar la eficiencia energetica y aislamiento de las viviendas y apoyo para realizar las gestiones para acceder a los planes de ayuda.
  • Poner en valor el entorno rural como fuente de recursos energéticos, además de agrícolas y ganaderos.

Tenemos como decía una gran oportunidad para establecer ambiciosos objetivos y establecer directrices para ser la punta de lanza del cambio de modelo que se va a producir. De lo que hagan los representantes que elijamos en los próximos comicios dependerá cual será el papel que juegue España.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cantabria y el Plan Eólico

Hace unos meses desde la Junta Directiva de la agrupación del partido nos pidieron que elaboráramos algunas notas de prensa para dar a conocerse de cara a las elecciones.

Yo les presente una propuesta que luego no salio adelante, supongo que no se considero políticamente adecuada, la titule Chapuza y autobombo y decía como sigue:

CHAPUZA Y AUTOBOMBO

El Ejecutivo de Nacho Diego, tras tres años de “intenso trabajo” presentó el Plan de Sostenibilidad Energética (Plenercan) para el periodo 2014-2020 y lo hizo con gran despliegue de medios.

Según el portavoz de Industria del Grupo Popular en el Parlamento de Cantabria, Carlos Bedia, el Gobierno de Cantabria con ello cumplió con su compromiso de dotar a la comunidad autónoma de un Plan Energético “equilibrado y realista, superando las dificultades e incertidumbres generadas tras la paralización del plan del bipartito, con un nuevo plan que permitirá a Cantabria al desarrollo de las energías renovables que estaban paralizadas o incluso sin explotar en nuestra región en la última década por la incompetencia de la coalición PRC-PSOE”.

Hay que recordar que en 2012 el Presidente Sr. Nacho Diego ya decía que “el Plan de Energético 2011-2020, en el que trabaja el Gobierno de Cantabria, la Comunidad Autónoma Cántabra, se colocará como una de las de mayor porcentaje de energías renovables”.

Bueno pues por fin se ha aprobado (gracias a la mayoría absoluta del PP) el Plenercan y nos encontramos que el 55% de la potencia instalada nueva corresponde a la ampliación de la central hidroeléctrica de E.ON en San Miguel de Aguayo y el 39% a concesiones derivadas de la Ley de Aprovechamiento Eólico que el Estado considera inconstitucional.

Lo peor es que según el diputado socialista Juan Guimerans “Les dejamos el documento prácticamente terminado -y no debía ser tan malo porque es casi el mismo que ahora nos presentan -y han perdido tres años en llegar a las mismas conclusiones”.

Como conclusión de lo anterior, parece que ni el ejecutivo anterior del bipartito PRC-PSOE ni el actual del PP son capaces de elaborar un Plan Energético para Cantabria con una minima seguridad jurídica que pueda incidir en la reactivación de la economía, la creación de empleo estable de calidad y el aprovechamiento de las energías limpias, ¿o es que acaso no les interesa?.

Viene al caso porque en estos días el recién estrenado Gobierno del PRC-PSOE a pesar de que el Tribunal Supremo finalmente anulo el Plan de Sostenibilidad Energética (2014-2020) vuelve a insistir en lo mismo actuando parque a parque empezando por El Escuchadero en El Escudo, en vez un plan general.

images

Diversas asociaciones han pedido a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria que suspenda cautelarmente estas adjudicaciones.

El Tribunal Supremo, condeno en costas al Gobierno Cantabro, ¿Quién va a asumir el pago de esa sentencia? Si luego surgen indemnizaciones a las empresas ¿Quién las va a asumir?.

Me temo que lo pagaremos todos los cantabros.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Un momento histórico

Como muchos ya sabéis, he decidido presentarme a las primarias de Ciudadanos para las listas al Congreso por Cantabria, quiero decir ante todo que esta es una decisión muy meditada y en modo alguno fruto de un impulso caprichoso o una frivolidad.

A algunos de mis allegados mas cercanos les ha pillado por sorpresa, otros en cambio lo estaban esperando, lo que agradezco a todos ha sido su apoyo desde el primer momento, especialmente a aquellos que defienden otras opciones políticas y que me ha animado a continuar.

Si, es cierto que en muchos casos ha surgido la pregunta, ¿por qué das este paso? ¿por qué ahora?, es bien sencillo creo que es el momento de dar un paso adelante, creo que hay un momento en la vida que tienes que hacer las cosas en política y no puedes quedarte esperando a que otros las hagan por ti, y para mi ese momento ha llegado.

Y lo es porque confluyen dos aspectos que hacen no solo deseable, sino viable el tomar esta decisión, mis convicciones personales y un entorno en el que siento que puedo hacer algo.

Si una cosa he aprendido en mi vida es que si tienes una ilusión debes luchar por ella, no importa que la gente te diga que es un imposible, sólo así logramos hacerla realidad.

Tenemos una oportunidad histórica para que en España exista un gobierno sensato, limpio, que piense en todos los españoles, que garantice la convivencia y la regeneración de la vida política.

Creo que el mérito y el talento deben ser los valores que sirvan para elegir a los representantes en un partido abierto, participativo, plural y libre de una excesiva concentración del poder. El tipo de partido que todos queremos que sea Ciudadanos.

Los que me conocéis, los que habéis leído este blog en el que de cuando en cuando plasmo mis reflexiones, sabéis que hace ya años que soy uno de los tantos que está descontento con la forma en que se hace política en España.

Aunque parece lejano, todos recordamos aquellos días de lo que se dio en llamar movimiento del 15M, una explosión popular que pedía una regeneración política de España, una reacción que unía apersonas de muy distintas edades y todas las tendencias políticas.

Pronto aquel movimiento ciudadano fue pervertido por una izquierda radical que se apropio del mismo radicalizándolo y perdiendo por el camino una gran parte de su base social. Ya puse en negro sobre blanco en este mismo blog mis reflexiones al respecto.

Por otra parte una gran parte de la ciudadanía ponía sus esperanzas en el partido que estaba en la oposición, otorgándole la mayor cuota de poder de la que nunca había gozado ningún Gobierno en la España democrática.

Como hemos visto esto sirvió para muy poco, el juego de la partitocracia y determinados intereses económicos trajeron una mal llamada política de austeridad que hizo que el gran peso de la crisis recayera en las clases medias llenando de desasosiego una gran parte de los hogares españoles.

Una política de austeridad mal entendida que consistió en buscar lo mas fácil con recortes en las prestaciones sociales, en vez de lo que los ciudadanos pedían que no era otra cosa que una gestión mas eficiente del Gasto Publico, y que nos ha llevado a que el índice de desigualdad en España haya crecido a niveles insospechados con un tremendo incremento del desempleo camuflado por un creciente numero de contratos de baja calidad temporales y a tiempo parcial.

A cambio la prometida regeneración política no aparece por ningún lado, los escándalos de corrupción florecen por todas partes sin distinción de partidos o ideologías. La Administración no se ha simplificado, siguen floreciendo las empresas publicas donde se camuflan déficits y se colocan allegados con sueldos que deberían llenar de vergüenza a los que miran para otro lado. Y se sigue fomentando un capitalismo de amiguetes que encarece artificialmente el Gasto Público.

Todo ello ha llevado a la aparición de políticos que aprovechando el descontento y la desesperación de una parte del electorado joven y usando de una forma muy eficiente las redes sociales, han creado un clientelismo sin que por otra parte ofrezcan soluciones reales y viables sino utopías, y no son otros que los que heredaron aquel desvirtuado y radicalizado 15M.

Pero como decía antes en origen aquel movimiento tenia una base social mucho mas amplia y aquellos que sufrimos la mala gestión política pero nos negamos a caer en la trampa del idealismo utópico seguíamos aquí un poco huérfanos y buscando quien nos diera voz.

Mientras tanto en Cataluña y aprovechando la debilidad del Gobierno de Zapatero, los partidarios de opciones independentistas empezaban una carrera insensata y exclusivista en pos de su pretendida independencia.

Yo por mi ascendencia catalana siempre he sido muy sensible a la situación imperante allí, debo confesar que en gran medida me siento heredero de Pla y Cambó y no puedo entender una Cataluña fuerte si no es en una España fuerte, soy de aquellos que creemos firmemente que se puede a la vez tener un gran sentimiento catalán y ser profundamente español.

En aquel momento empezó a sonar un joven político que decía verdades como puños sobre la situación en Cataluña pero además su discurso parecía hecho a medida de nuestras demandas. Se llama como podéis imaginar Albert Rivera y su partido Ciudadanos.

Al principio se centro en denunciar la política separatista y exclusivista del Gobierno Catalán, pero pronto hubo un manifiesto que muchos firmamos sobre la regeneración de la Vida Pública y luego la Plataforma Civil Movimiento Ciudadano ya a nivel nacional a la que también pertenecí. Ciudadanos como partido nacional siguió creciendo y cuando se creo la agrupación de Cantabria, decidí afiliarme.

Y ahora vienen las elecciones generales, Ciudadanos es un partido joven y aunque el numero de afiliados y simpatizantes crece día a día, necesitamos que la gente se implique mas y como dijo Kennedy, que la gente se pregunte ¿que es lo que yo puedo hacer?, ¿como puedo ayudar?.

Como decía antes, estamos en un momento histórico en el que tenemos la oportunidad de cambiar la forma en que se venia haciendo política en España y alcanzar mayores cotas de democracia. Estar presente en primera fila en este proceso es ilusionante.

Mi mayor deso en este momento es ser la persona que trasmita y defienda nuestras ideas y valores, la cara visible de la agrupación de Ciudadanos de Cantabria de cara a unas elecciones en las que nos jugamos mucho, tanto como partido como para el futuro de España.

Si finalmente resulto elegido pondré todo lo que soy y todo lo que he aprendido durante mi formación y mi carrera profesional al servicio de un proyecto en el que creo y de un equipo en el que confío. Soy consciente de que hemos llegado hasta aquí gracias al esfuerzo, la dedicación y el compromiso de todos los que formamos Ciudadanos. Desde hoy, este será mi mayor reto: estar a vuestra altura.

Es una altísima responsabilidad que asumo desde la convicción de las ideas que nos unen y como dice nuestro Presidente Albert Rivera, porque me mueve la ilusión y la esperanza de mejorar la vida de mis compatriotas y dejar un mejor país a nuestros hijos.

Por eso he dado este paso al frente.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Gobierno Municipal y sostenibilidad

Hace unos años, el Comité Municipal de Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de Beijing me invito a dar una conferencia en el Forum Internacional sobre economía de bajas emisiones de carbono

Mi ponencia verso sobre el papel de las ciudades en una economía de bajas emisiones de carbono

El resumen de la misma decía así:

“El cambio climático nos afecta a todos y especialmente a las ciudades, donde el futuro del bienestar de la población está estrechamente vinculado a un equilibrio entre el medio ambiente y el desarrollo urbano. El 75% de la energía consumida se puede atribuir a las ciudades, que son, a su vez, los modelos de asentamiento más vulnerables a los efectos del cambio climático.

Sin embargo, las ciudades tienen un potencial considerable para implementar soluciones innovadoras para mejorar la eficiencia energética, aumentar la capacidad de absorción de carbono, desarrollar estructuras de movilidad sostenible y gestionar adecuadamente los residuos urbanos, reduciendo así las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Estamos aún en una fase inicial del desarrollo de una respuesta global y efectiva a esta amenaza, pero estoy convencido de que las ciudades pueden demostrar su eficacia mediante la implementación de soluciones que aborden este problema.

Por otra parte, tenemos una oportunidad única para establecer ambiciosos objetivos futuros, establecer directrices para la administración municipal en el medio y largo plazo que haga de nuestras ciudades una entidad comprometida.”

Hoy en día sigo manteniendo las mismas opiniones, la gobernanza municipal exige unas actuaciones decididas y la aplicación de unas políticas que hagan posible un nuevo paradigma que implique un cambio del modelo de desarrollo urbano actual, modelo que no deja de estar basado en un consumo masivo de combustibles fósiles.

Hay que pensar en términos como los definía en el informe Bruntland “el desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades actuales sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.

En la actualidad las urbes son responsables del 80% de las emisiones de gases efecto invernadero, y su demanda de energía primaria crece a ritmos insostenibles. Solo podremos pensar en un mundo sostenible si hacemos que las ciudades sean eficientes energéticamente. Creo que las ciudades deben tener el papel de actor principal en este nuevo modelo.

Y, ¿cómo puede lograrse? Pues solo si convertimos las ciudades de entes consumidores en gestores energéticos, y para ello debemos adoptar un triple enfoque, desde el lado de la oferta facilitando el uso de energías renovables, desde el lado de la demanda promoviendo el ahorro y la eficiencia energética y desde el lado medioambiental, reduciendo las emisiones contaminantes.

Debemos rediseñar el modelo urbano, y este rediseño debe tener seis ejes , la planificación urbana, el mix de movilidad, la normativa de edificación, la gestión de los residuos, la infraestructura energética y los servicios públicos.

Ante este reto, ¿cuál debe ser el rol del ayuntamiento?, lo primero que debe tener el consistorio es voluntad política, debe asumir el reto, y para ello debe buscar y obtener los medios adecuados, medios humanos en forma de los mejores especialistas, y medios materiales, informáticos y de gestión, para poder definir objetivos, establecer metas e implementar las políticas necesarias, y para todo ello buscando la colaboración de los ciudadanos y otras entidades públicas.

Digo esto porque no se puede esperar que el ayuntamiento lo haga todo, pero si puede actuar como un catalizador, demostrando liderazgo e implementando las ordenanzas precisas.

Pero si hay aspectos en los que si debe actuar el consistorio, la primera línea de acción debe ser la de formar e informar en materia de sostenibilidad. Es absolutamente necesario lograr la implicación ciudadana, lograr que los ciudadanos comprendan el porque de unas actuaciones que en muchos casos conllevan la necesidad de un cambio de hábitos de vida que en un primer momento puede parecer al individuo como tal que implica molestias sin obtener ningún beneficio aparente o inmediato a cambio, y para ello los ciudadanos deben haber sido informados no mediante slogans partidistas sino llevando a conocer los objetivos plazos y metas que mediante esas medidas se pretenden.

Además debe ser ejemplo, en la gestión de su consumo energético en viales y oficinas municipales, en sus compras, introduciendo en los pliegos de condiciones para los concursos públicos requisitos ambientales, en los servicios a la comunidad actuando con conciencia ecológica, o en los vehículos tanto de uso municipal como de transporte colectivo buscando una menor emisión de contaminantes, e introduciendo como decía antes las ordenanzas preceptivas.

Como resumen, las ciudades deben ser la punta de lanza del nuevo paradigma energético, con el esfuerzo conjunto de todos sus elementos incluyendo por supuesto a los ciudadanos, con talento e innovación para lograr un uso responsable de los recursos naturales.

Publicado en Municipal | 1 Comentario

China y el Tibet

Bueno pues lo prometido es deuda y hoy voy a tratar de dar una visión de las relaciones entre China y el Tíbet y analizar porque la situación actual es la que es.

En el año 2007 tuve la ocasión de visitar las tribus nómadas de la meseta del Tíbet invitado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología Chino para evaluar la implantación de instalaciones de energías renovables, el viaje no fue fácil, además del visado para estar en China, necesite un permiso que me dieron en Beijing para ir al Tíbet y una vez allí una autorización especial para poder entrar en las zonas especiales de las minorías.Potala

Después de unos días en Lhasa para aclimatarme a la altitud, (3800 mts) y obtener el permiso necesario, me desplacé con mi guía y representante del MOST en Tíbet, Norbu Tsering a Nagqu (4400 mts) en el centro de la meseta de Qinghai donde empecé a tener reuniones con las tribus nómadas. Recuerdo de aquellos días el cielo claro, al alcance de la mano y las noches despejadas de contaminación lumínica. No me extraña la inmensa espiritualidad de aquellas personas y su comunión con la naturaleza.

Mi impresión en aquellos días fue que el tibetano medio no tenia grandes problemas en su coexistencia con los han, los comercios de unos y otros se alternaban en Lhasa, no percibí ni allí ni entre los nómadas ningún sentimiento especial hacia la independencia. Es cierto que querían la vuelta del Dalai Lama, pero no la expulsión de los chinos. Por ello me extrañó, cuando el año siguiente en Beijing, leí sobre los ataques de los tibetanos a los han y los hui. Creo que fueron episodios perfectamente orquestados, por elementos del exilio, buscando la repercusión de los Juegos Olímpicos para obtener apoyo a las reivindicaciones de independencia y perjudicar la imagen internacional de China

De todas formas, para este post he intentado documentarme en distintas fuentes para evitar caer en subjetividades. Mi impresión es que no se puede decir rotundamente si los que defienden la independencia del Tíbet tienen razón o no.

Como os explicaba cuando hablaba de la historia de Xinjiang, el territorio que comprende la actual Región Autónoma del Tíbet y las provincias adyacentes, han cambiado de ocupantes y gobernantes innumerables veces a lo largo de la historia  por lo que dependiendo de a que momento histórico nos remontemos existirán más o menos razones para reclamar una nación tibetana independiente.

Los primeros habitantes del Tíbet fueron tribus nómadas de religión animista, estas tribus se unieron y separaron en reinos guerreros y entre los siglos VII y XIII durante las dinastias Tang y Song, podemos hablar de un imperio tibetano, que tenia tres provincias Ü-Tsang que corresponde al actual Tíbet, Amdo que seria la actual provincia de Quingdai y Kham situada entre Sichuan y la región autónoma del Tíbet. En este periodo tuvo lugar la expansión del budismo entre las elites dirigentes.

En el siglo XIII Kublai Kan conquistó tanto China como Tíbet y fundó la dinastía Yuan. Beijing entiende que el Tíbet es parte integrante de China desde la conquista mongola, cosa que los tibetanos rechazan. La realidad es que desde entonces Tíbet ha estado en la órbita China, con vínculos más o menos sólidos según la fuerza del imperio en cada momento.350px-Tibet_provinces

Kublai Khan instauro un sistema de Gobierno dual que es la causa de los problemas de hoy. Por una parte el poder administrativo residía en la corte del Khan, mientras que el poder religioso se cedía a los monjes budistas, primero la escuela Sakya y luego la Gelugpa, cuyo líder  Sonam Gyatso fue agraciado con el titulo de Dalai Lama (“Océano de sabiduría”) por Altan Khan.

Durante la dinastía Ming, el Tíbet gozo de gran autonomía, fue una época de dominio de la teocracia de los monasterios con abundantes luchas entre ellos por detentar el máximo poder religioso. En lo más alto de la jerarquía estaba el Pachem Lama considerado padre espiritual del Dalai Lama que era quien tenía el poder temporal. La última dinastía imperial, la Qing, mantuvo un representante (el amban) en el Tíbet pero no interfirió mucho en la administración local.

Tras la caída del imperio, en 1911, el poder del Gobierno Chino se vio debilitado durante décadas: “señores de la guerra”, ocupación japonesa, guerra civil, “concesiones” a las potencias occidentales. En este periodo los lazos entre Beijing y el Tíbet prácticamente desaparecieron, aprovechandolo Inglaterra para reconocer al Tibet como un “protectorado” chino, y crear un amortiguador que separase el imperio Chino la India colonial. Desde la optica del Gobierno Chino no obstante se siguió considerando al Tíbet parte de China.

El Tíbet previo a la ocupación china funcionaba bajo un sistema teocrático feudal basado principalmente en una servidumbre de la mayor parte de la población bastante parecida a la esclavitud. Más del 90% de la sociedad eran siervos sin tierras, las cuales eran en su gran mayoría propiedad del clero monacal. La clase dominante estaba constituida por un reducido grupo de monjes provenientes de la aristocracia, mientras que la mayoría del pueblo oprimido eran campesinos y monjes de menor rango.

Tras la revolución comunista, Mao Zedong restableció el poder central sobre toda China, ocupando el Tíbet en 1951. El Dalai Lama firmó el acuerdo de los 17 puntos con Mao, reconociendo la soberanía china, pero pronto empezaron los desencuentros, la reforma agraria y la eliminacion de los terratenientes y del vasallaje a los monasterios, generaron una animadversion de las elites dirigentes, que apoyados aunque tibiamente por la CIA iniciaron una guerra de guerrillas que concluyeron con el levantamiento de Lasha, la entrada a sangre y fuego del Ejercito Popular de Liberación Chino y la huída del Dalai Lama a la India, en 1959.

Siguieron quince años de opresion, durante “el gran salto adelante” y la “revolución cultural” el Gobierno comunista llevo a cabo una política de aniquilación de la herencia cultural del Tibet, numerosos monasterios fueron destruidos y cualquier rebeldia fue duramente purgada.

Con la muerte de Mao, en 1976, hubo un cambio de la postura oficial y el gobierno de Deng Xiaoping intento un acercamiento al Dalai Lama y al Pachen Lama y a la vez potencio un aperturismo permitiendo la recuperación de las tradiciones culturales y religiosas en el Tibet.

En 1986, el gobierno tibetano en el exilio en Dharamsala lanzó una nueva campaña para ganar el apoyo internacional a su causa como una cuestión de derechos humanos . El apoyo internacional dio alas a los independentistas radicales que concluyeron con los desordenes en Lhasa en 1989, que terminaron con la entrada del 27 cuerpo del ejercito la Ley Marcial y (unido a los sucesos de Tinanmen) el descredito de los intentos de aplicar politicas de corte liberal y una vuelta al poder de los partidarios de la mano dura. De nuevo se impusieron la represión, el cierre de lamaserias, las detenciones masivas y la desaparición de cualquier respeto por los Derechos Humanos.

En el año 2000 Beijing impuso su “Estrategia de Desarrollo del Oeste” destinado a impulsar las economías de las regiones más pobres del oeste incluyendo el Tibet, la calidad de vida de los tibetanos, y en especial la educacion y la sanidad han mejorado muchisimo aunque esto ha supuesto tambien que un gran numero de Chinos han y hui se instalaran en estas areas, especialmente en los nucleos urbanos, llegando a alcanzar el 20% de la población.

Las principales posturas que existen hoy, van desde una abierta independencia, demandada sobre todo por la diáspora tibetana en el exilio, principalmente en India y apoyada por celebrities neo-budistas como Richard Gere, Steven Seagal o Sharon Stone; a una postura mas abierta adoptada por la comunidad internacional y el propio Dalai Lama que reconocen que el Tíbet es parte de China.

El entorno del Dalai Lama exige una autonomia mayor que la que disfruta el Tibet bajo el control del Gobierno Chino y un mayor respeto no solo a los derechos humanos, sino sobre todo a la cultura tradicional tibetana pero para llegar a un acuerdo que permita su vuelta a Lasha, existen  grandes obstaculos el principal vendria dado por la separación de Iglesia y Estado; el Tibet ha sido tradicionalmente un estado teocratico donde el poder no solo religioso sino tambien politico confluye en el Dalai Lama y Beijing solo esta dispuesta a reconocer su influencia espiritual; y en cuanto a libertades, el Dalai Lama ha promulgado una constitución democrática, obviamente no aceptable para China.

Además hay otros puntos de fuerte desacuerdo, el primero seria la extensión del Tíbet, Beijing sólo acepta hablar de la actual Región Autónoma (antigua Ü-Tsang), mientras que el Gobierno Tibetano en el exilio desea incluir los territorios de las antiguas Amdu y Kham, lo que supondría en total cerca de una cuarta parte de la extensión total de la República Popular China;  y ya si descendemos al nivel de competencias, Beijing no aceptará jamas la cesión de competencias en política exterior ni que las fuerzas armadas chinas se retiren del Tíbet como reclaman desde Darmashala.

Por otra parte como ya expliqué el otro dia, el nacionalismo tibetano no es el unico que preocupa a Beijing, y esta claro que lo las decisiones sobre el Tibet, acabaran afectando a los uigures, mongoles y en general a la cesión de poder del Gobierno Central a los gobiernos perifericos y esta si es una cuestión que afecta directamente a la esencia del Gobierno Central.

En el post donde hablaba del nuevo Gobierno Chino, explicaba porque no creo que esta legislatura vaya a traernos grandes reformas políticas por lo que creo que tendremos que armarnos de paciencia para ver llegar a una solución al problema del Tíbet

Publicado en Asia, China | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios